Por: Redacción Actualidad • Colombia.com

Claudia López afirma que le tocó cuidar a Bogotá en la peor crisis de su historia

Claudia López afirma que le tocó cuidar a Bogotá en la peor crisis de su historia. La mandataria capitalina afirma que tuvo que enfrentar la pandemia, el estallido social, la pobreza y la inseguridad que trajo el desempleo.

Claudia López, alcaldesa de Bogotá, ha obtenido bajas calificaciones en las encuestas de gestión. Foto: Twitter @WRadioColombia
Claudia López, alcaldesa de Bogotá, ha obtenido bajas calificaciones en las encuestas de gestión. Foto: Twitter @WRadioColombia

Claudia López afirma que le tocó cuidar a Bogotá en la peor crisis de su historia. La mandataria capitalina afirma que tuvo que enfrentar la pandemia, el estallido social, la pobreza y la inseguridad que trajo el desempleo.

En Colombia no es fácil contar con el favor del pueblo cuando se es mandatario o mandataria, cada una de las decisiones o de las omisiones juegan a favor o en contra de la imagen favorable de un funcionario, y en el caso de la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, su administración no cuenta con el aval de la ciudadanía capitalina.

La controvertida mandataria últimamente ha sido la protagonista de uno de los debates de mayor preponderancia en la ciudad y tiene que ver con el Plan de Ordenamiento Territorial (POT), que al no encontrar unanimidad en su aprobación para ser debatido tuvo que ser decretado, según la alcaldesa, al amparo de las leyes.

La mandataria de la capital de la República, uno de los cargos más importantes del país, inició su administración con un aceptable nivel de popularidad y con una gran expectativa por su gestión, especialmente porque a sus antecesores no les fue muy bien.

A Claudia Nayibe López Hernández, bogotana de 51 años, "le tocó bailar con las más fea", eso es cierto, porque tuvo que arrancar su gobierno en el 2020 y de inmediato se produjo la emergencia sanitaria ocasionada por la COVID-19, de manera que tuvo que encargarse del asunto sin dar espera en medio de una situación de incertidumbre, desempleo, hambre y congestión de las UCI.

En septiembre de 2020 tuvo que ser testigo de los desórdenes ocasionados por la muerte de Javier Ordoñez y el descontento social contra la autoridad que derivó en manifestaciones violentas y al año siguiente tuvo que atender una situación aún más difícil, los duros tiempos del paro nacional.

La pandemia no solo disparó el desempleo, sino que lo hizo de manera especial con la delincuencia, Bogotá se convirtió en un lugar inseguro en donde se roba y asesina a cualquier hora del día, y las cifras volvieron a colocar a la capital colombiana en los primeros lugares de las urbes más peligrosas de América Latina.

Las críticas hacia López no cesan, de hecho, se le culpa de ineficiencia ante este flagelo y ella acepta tímidamente que las cifras “están en rojo” en materia de seguridad, pero ante la aprobación por decreto del POT, la mandataria aseguró que es un esfuerzo por mejorar las condiciones de muchos bogotanos.

La alcaldesa mayor se refirió a la situación de Bogotá diciendo que “Me tocó cuidarla en la peor crisis de su historia, con pandemia, pobreza, desempleo, con campaña, estallido social y la inseguridad que trajo el desempleo. La gente quiere que se hagan las viviendas, las vías que hacen falta”, afirmó Claudia López.

Artículos Relacionados

+ Artículos