Actualización: Lun, 21 / Ene / 2019 7:29 am
Colombia.com Bogotá Lun, 21 / Ene / 2019 7:24 am

ELN aceptó autoría de 'carro bomba' en la Escuela General Santander

El grupo guerrillero aseguró que todo está enmarcado en el "derecho a la guerra", pues "no hubo ninguna víctima no combatiente".

ELN aceptó autoría de 'carro bomba' en la Escuela General Santander
El grupo guerrillero se adjudicó el atentado por medio de su página web. Foto: Twitter

En las primeras horas de este lunes 21 de enero, el Ejército de Liberación Nacional (ELN) se adjudicó la autoría del atentado terrorista perpetrado el pasado 17 de enero en la Escuela de cadetes de la Policía General Santander, mismo que dejó un saldo de 21 víctimas mortales y un poco más de 60 heridos.

Así lo reconoció el grupo guerrillero, por medio de un comunicado de prensa, en el que asegura que el hecho es totalmente “lícito”, pues está enmarcado en el llamado “derecho a la guerra”.

“La operación realizada contra dichas instalaciones y tropas, es lícita dentro del derecho de la guerra, no hubo ninguna víctima no combatiente”, escribió el ELN.

Escucha acá las principales emisoras informativas de Colombia

La misiva, titulada como “El camino es la solución política del conflicto”, también informa que la razón principal de este ataque fue que “el presidente (Iván Duque) no le dio la dimensión necesaria al gesto de paz que el Ejército de Liberación Nacional realizó para las fechas de Navidad y Fin de Año”.

“Es entonces muy desproporcionado que mientras el Gobierno nos ataca, plantee que nosotros no podamos responder en legítima defensa”, manifestaron.

Por último, el grupo insurgente afirmó estar abierto a un “debate político”, en el que participasen “las élites gobernantes”, y así el “país sea informado con objetividad”.

“Presidente Duque, queremos reiterarle que el camino de la guerra no es el futuro de Colombia, es la paz, por ello le recordamos que lo mejor para el país es que envíe a su delegación de diálogos a la mesa, para darle continuidad al Proceso de Paz y a la construcción de los acuerdos que traemos desde el Gobierno anterior; camino de solución política respaldado por la mayoría de la sociedad colombiana y la comunidad internacional”, concluye el comunicado.

Estas declaraciones del ELN confirman la culpabilidad ya otorgada por el Gobierno Nacional, el cual asegura que el autor material del ‘carro bomba’ fue José Aldemar Rojas Rodríguez, alias ‘El Mocho Kiko’, líder del frente ‘Adonay Ardila Pinilla’.

Asimismo, Ricardo Andrés Carvajal Salgar es el único capturado hasta la fecha. El acusado fue enviado a prisión preventiva por, según la Fiscalía, ser coautor de los delitos de terrorismo agravado, homicidio agravado en concurso, tentativa de homicidio agravado, daño en bien ajeno agravado y transporte de explosivos agravado.

Ante los cargos, Carvajal reiteró en varias ocasiones que era inocente, por lo que en la audiencia en su contra no los aceptó.

Reacciones

Ante la confesión del ELN, varias figuras de la política colombiana mostraron su rechazo, argumentando que el camino hacia la Paz no es precisamente la violencia ni ningún tipo de acto que cause terror entre los colombianos.

Por ejemplo, la exsenadora Claudia López señaló que el acto de la guerrilla fue una “estupidez”, pues “cierra su posibilidad de salida por acuerdo de desmovilización, oxigena a los que crecen en la lógica guerrerista, desvía la prioridad de la agenda de movilización ciudadana contra la corrupción y abofetea a la sociedad que quiere paz”. Por último, los tildó de “idiotas útiles”.

Por su parte, el congresista Iván Cepeda le recordó al ELN que “si queremos avanzar en Colombia hacia un proceso de paz completa, deben renunciar definitivamente a esa clase de actos atroces contra la vida”.

“Cuánta cobardía y miserableza la del ELN: matar muchachos de 18 años como fórmula de salvación nacional”, escribió el periodista Daniel Samper.

Asimismo, el también comunicador Félix de Bedout recordó que lo que se le criticaba al Gobierno no era la no confirmación por parte del ELN, sino que “el problema es la entrega de versiones apresuradas e incompletas por las autoridades que generan desconfianza”.

 

Redacción Actualidad - Colombia.com