Colombia.com Bogotá Miércoles, 10 / Oct / 2018

Francisco Santos recupera piezas precolombinas de un "Indiana Jones moderno"

Los Estados Unidos devolvieron a Colombia piezas precolombinas requisadas por el FBI a coleccionista que las había obtenido de forma ilegal.

Francisco Santos recupera piezas precolombinas de un
El embajador colombiano en los EE. UU., Francisco Santos, habla sobre piezas de una colección de arte indígena que fueron incautadas por el FBI. Foto: AFP.

Los Estados Unidos le regresaron este miércoles a Colombia 38 piezas precolombinas que habían sido despojadas durante décadas por un coleccionista privado, al que el embajador de Bogotá en Washington, Francisco Santos, calificó como un "Indiana Jones moderno" que tenía una suerte de museo en su casa.

También te puede interesar: Francisco Santos pide cadena perpetua ante violencia contra los niños

"Este coleccionista era un Indiana Jones moderno, acuérdese que lo que hacía Indiana Jones era robarse todas las cosas del patrimonio cultural de otros países", dijo a la prensa Santos durante la ceremonia de restitución, celebrada en la Embajada de Colombia en Washington.

Escucha acá las principales emisoras informativas de Colombia

"Tenía miles de objetos, tenía un museo literalmente, y la mayoría de esos objetos eran de indígenas americanos", contó el embajador al recibir 27 piezas de cerámica originarias del altiplano del departamento de Nariño, en la frontera con Ecuador, y de zonas del  a costa Caribe. 

En medio de la ceremonia en la capital estadounidense se restituyeron objetos como pocillos y vasijas, mientras que de forma simultánea otras 11 piezas más frágiles, entre ellas restos óseos, fueron entregadas en Bogotá. 

En tanto, la ministra de Cultura de Colombia, Carmen Vásquez, dijo en el Museo Nacional en la capital colombiana: "Cuando el patrimonio se trafica ilegalmente, no solo se hace con los bienes materiales, sino también con sus valores, con su historia y con sus valores asociados. Perdemos la posibilidad de apreciar físicamente nuestro patrimonio".

La funcionaria aseguró que este tipo de comercio ilegal "pone en riesgo" la historia de Colombia, al privar a las generaciones actuales y futuras de construir sus "valores" a partir del conocimiento de sus raíces y expresiones culturales.

La mayor recuperación del FBI

Los bienes fueron recuperados por el FBI tras recibir una denuncia de que el coleccionista privado Donald Miller en el estado de Indiana (centro-este) tenía miles de piezas de Colombia, China, Estados Unidos y Nueva Guinea obtenidas ilegalmente. 

"Los objetos devueltos hoy son parte de la mayor colección de arte y de productos culturales jamás recuperadas por el FBI en una sola investigación", indicó Maxwell Marker, encargado de la sección de crimen organizado transnacional para el Hemisferio Oriental, en Washington. 

El coleccionista, que recolectó los objetos durante toda su vida, falleció a los 90 años poco después de ser descubierto, por lo que la justicia no presentó cargos. 

El embajador relató que el hombre era comerciante y que la arqueología era su afición. "Su hobby era viajar por todo el mundo recogiendo estas piezas y robándose el patrimonio cultural", explicó. 

"Se nota que era uno de esos coleccionistas que iba a Colombia e iba a los sitios, debía tener muchos amigos 'guaqueros' (personas que extraen tesoros ocultos), y ahí se las debía comprar por dos pesos (muy barato)", comentó el diplomático.

"O es 'chimba' o es una joya"

Santos revisó todas las piezas y quedó admirado con un cuenco beige con dibujos de color ocre. 

"De verdad que es sorprendente, o es 'chimba' (falsa) o es una joya. Yo este dibujo en una pieza nunca lo había visto", dijo, y aclaró que le corresponde al Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH) valorar las piezas e intentar identificarlas. 

El diplomático abogó por fortalecer las medidas de seguridad para evitar el tráfico de piezas antiguas. "Si no hay controles en las aduanas ni hay controles en las migraciones esto seguirá pasando, son tesoros muy apreciados", concluyó. 

Jennifer Galt, secretaria adjunta de la División de Asuntos Culturales y de Educación del Departamento de Estado de Estados Unidos, afirmó que estos objetos son tan pequeños que es muy fácil esconderlos para robarlos. 

Puedes leer: Francisco Santos ya es embajador en los Estados Unidos

"Aunque no podemos devolver estos objetos a su contexto original y recuperar la información perdida, estoy complacida de que Estados Unidos pueda devolverlos a Colombia", afirmó. 

Redacción Actualidad - Colombia.com