Por: Redacción Actualidad • Colombia.com

Los arroyos de Barranquilla, un remolino de una pesadilla que llega con los inviernos

Los arroyos de Barranquilla, un mal que parece no acabar, un remolino de pesadilla que llega con los inviernos y que requiere una solución definitiva para que no se sigan presentando tragedias.

Actualización
Cada vez que llueve fuertemente en Barrranquilla, las calles se convierten en caudalosos ríos que arrasan con todo a su paso. Foto: Facebook Arroyos Barranquilla
Cada vez que llueve fuertemente en Barrranquilla, las calles se convierten en caudalosos ríos que arrasan con todo a su paso. Foto: Facebook Arroyos Barranquilla

Los arroyos de Barranquilla, un mal que parece no acabar, un remolino de pesadilla que llega con los inviernos y que requiere una solución definitiva para que no se sigan presentando tragedias.

La historia parece no tener fin, es una verdadera pesadilla que cada vez que se presenta solo deja hechos para lamentar, rápidas y crecidas corrientes de agua que se llevan automóviles de todos los tamaños, y lo que es peor, dejan víctimas entre sus remolinos.

Siempre que aparecen los temidos arroyos se habla de lo mismo, promesas para acabar este problema de raíz y la advertencia para que nadie se lance osadamente a ellos, claro está que muchos de quienes lo hacen, se miden a las fuerzas de las aguas para salvar a quienes son presas de él y también para evitar que la fuerza de las aguas se lleve sus vehículos o puestos de comida, la herramienta que genera el sustento a muchos hogares.

Según la Agencia de Infraestructura de la Alcaldía de la capital del departamento del Atlántico, los arroyos que se generan en la ciudad de Barranquilla se deben a que no existe un sistema de drenaje de aguas lluvias o alcantarillado pluvial, por esta razón las aguas de las precipitaciones que caen sobre la arenosa se represan en las calles formando peligrosas trampas que arrasan con lo que encuentran a su paso, incluyendo, vidas humanas.

Un llamado a pensar antes de cruzar una ...

Ver publicación completa

Otro factor que hace la situación más difícil tiene que ver con la basura que se acumula en las calles, aún hace falta conciencia y educación ciudadana para no arrojar basuras a las vías porque estas contribuyen a que las aguas se estanquen y empeoren el problema.

Las últimas administraciones distritales han hecho esfuerzos por mitigar este problema con la canalización y con la conducción subterránea de aguas en diferentes zonas, pero aún hace falta realizar obras en toda la ciudad que eviten que se sigan formando estos arroyos, que se han vuelto tradicionales pero que nadie extraña en épocas de verano o en alguna otra temporada.

En la ciudad de Barranquilla existen unos 50 arroyos que corren por sus causes naturales, canales pluviales, vías y otros canales, y se cuentan con cerca de 120 kilómetros lineales en donde drenan las aguas lluvias, pero cada vez que llueve torrencialmente, 15 peligrosos ríos amenazan la tranquilidad de la ciudad.

Hoyo ?? soplador - narrado ??????

Ver publicación completa

En los últimos 60 años, se cree que cerca de un centenar de personas han fallecido a consecuencia de los famosos arroyos de Barranquilla, y a pesar de que se sigue realizando un proceso de canalización, la recomendación es que los habitantes no salgan a las calles a “torearlos” porque se pueden ocasionar hechos que lamentar.

Artículos Relacionados

+ Artículos