Actualización: Mar, 28 / Ene / 2020 7:06 am
Colombia.com Bogotá Lun, 27 / Ene / 2020 12:05 pm

[OPINIÓN] No es tan fácil ser la capital de Colombia

Es mejor pensarlo dos veces antes de pedir que Bogotá deje de ser la capital. Este título viene con más desventajas que beneficios.

Opinion Bogota Capital Colombia
Estación de TransMilenio, durante la llamada 'Hora Pico' en Bogotá. Foto: Twitter

Las ideas y opiniones expresadas en esta publicación son las del autor y no necesariamente reflejan la opinión ni posición de Colombia.com

Bogotá, D.C., 27 de enero de 2020, o lo que es lo mismo: Bogotá, DISTRITO CAPITAL, día número 27 del primer mes del año 2020.

Lo sé, desglosar tan sencilla información puede ser para muchos innecesario e insensato. "Todos sabemos lo que significan las siglas 'D.C'", sería la contraparte a mi irónica y hasta cínica explicación.

Sin embargo, decidí hacerlo así porque parece que con el tiempo se va olvidando, no solo la connotación de esas dos letras, sino la importancia del nombre de la ciudad que las precede.

Sí, soy bogotano; sí, amo mi ciudad, pero no defiendo el status de Bogotá como la capital de Colombia solo por ser un 'cachaco', sino por la tarea que ha venido realizando durante más de 400 años, ya sea como capital de la Nueva Granada, de la Gran Colombia, o de la República de Colombia.

Escucha acá las principales emisoras informativas de Colombia

"Bogotá: de todos y a la vez de nadie"

Durante muchos, muchísimos años, 'paisas' han pedido a Medellín como la capital, mientras que una gran cantidad de barranquilleros hacen lo mismo. Asimismo, otros compatriotas como los caleños, bumangueses o cartageneros, en menor medida, han hecho lo propio.

Como sea, durante la historia colombiana han salido grupos regionalistas que han visto en la Bogotá capitalina un honor envidiable. Sin embargo, muchos son los que piden ser capital, pero muy pocos son los que entienden los líos que vienen tras de esto.

"Según el informe ‘Análisis demográfico y proyecciones poblacionales de Bogotá’, elaborado en 2018 por la Alcaldía Mayor, actualmente la capital tiene el 16 por ciento de la población del país y para 2050 la concentración llegará al 20 por ciento. Para la época, 1 de cada 5 personas del país vivirá en Bogotá", reseñó el periódico El Tiempo.

Entonces, si usted como oriundo de otra ciudad no quiere ver y vivir con más de 7'840.000 personas (esto presumiendo que Colombia solo tenga 49 millones de habitantes), piénselo mejor cuando pide ser la capital del país.

Igualmente, muchos dirán: "el número no es importante, cuando todos marchan para el mismo lado" o "el problema de Bogotá no es la cantidad de habitantes sino la falta de cultura y sentido de pertenencia de estos".

Dígamos que tienen razón. Sí, los habitantes de Bogotá no marchan hacia el mismo lado. Sí, a los habitantes de Bogotá les falta cultura y sentido de pertenencia; pero les refuto un detalle que no puede pasar desapercibido: no todos los habitantes de Bogotá son bogotanos. De hecho, no creo que la  mayoría hayan nacido en la ciudad. 

Es ahí donde cala la famosa frase: "Bogotá es de todos y a la vez de nadie". Los habitantes de Bogotá que nacimos en la ciudad no tuvimos el privilegio de decir "Bogotá es nuestra ciudad". Esto sería mentir.

Como es costumbre en todo el globo, la capital es de todo el país, no solo de los originarios de esa ciudad; y mientras la mayoría de sus habitantes, los cuales solo vienen de otras regiones del país, solo piensen en 'desangrarla', despotricar de ella y verla como 'escampadero' de sus desgracias, la ciudad lógicamente no mejorará.

Ahora bien, si a esto le sumamos la llegada de extranjeros, el caos crece un poco más. Ciudades como Medellín, Barranquilla e incluso Cúcuta (siendo la frontera) no han tenido que afrontar la sobrepoblación de ciudadanos venezolanos que llegan y se quedan en Bogotá.

De acuerdo con Migración Colombia, a corte de finales del 2019, en Colombia habían 1,6 millones de venezolanos, de los cuales, 357 mil residen en Bogotá. Esto es el 22.31 % de una crisis migratoria que solo contribuye a la falta de identidad dentro de la ciudad.

Por más buenas personas que los extranjeros sean, "la cama no está pa' tanta gente", y menos cuando nadie quiere ayudar a "tenderla".

Por esto, piénselo mejor antes de pedir que su ciudad sea la nueva capital de Colombia. Bogotá no es la mejor, pero ha hecho una buena labor abriendo sus puertas, mientras que los visitantes solo quieren verla 'peor' de lo que está.

¡Ojo!, cabe señalar que no todos son así. Muchos vienen a luchar por lo suyo, mientras que luchan también por el 'nuevo hogar' que los recibió. A ellos, bienvenidos a Bogotá. Bienvenidos a la que siempre será su casa. Bienvenidos a la capital.

 Recuerda seguir todo nuestro contenido en Google News

Christopher Ramírez (@otrocachaco) - Colombia.com