Colombia.com Bogotá Domingo, 02 / Dic / 2018

Pablo Escobar: 25 años de la muerte del capo colombiano

Un día como hoy, pero en 1993, el narcotraficante fue dado de baja por un Bloque de Búsqueda, según la historia oficial. 

Pablo Escobar: 25 años de la muerte del capo colombiano
Escobar nació un día como ayer, el 1 de diciembre de 1949. Fuente: Twitter/@1DiaComoHoyPero

Hoy, hace 25 años (2 de diciembre de 1993), uno de los narcotraficantes más sonados de la historia, no solo de Colombia, sino del mundo, murió. Pablo Emilio Escobar Gaviria, apodado como ‘El Patrón’, fue el líder del cartel de Medellín durante los años 80 y 90, por lo que representó el primer puesto en las amenazas del Gobierno colombiano en la lucha contra el narcotráfico.

Amado por cientos y odiado por otros miles, Escobar pasó a la historia como un hombre que para muchos se enfrentó al Estado colombiano al mejor estilo de Robin Hood, mientras que para otros fue el ser humano más malo que ha dado este país.

Es por esto que, a un cuarto de siglo de su muerte, medios de comunicación alrededor del mundo recuerdan la época de terror que vivió Colombia, en una guerra que, aunque no ha finalizado, si cerró un capítulo con la desaparición terrenal de Pablo Escobar.

Sin embargo, esta es una historia que no se puede olvidar, por lo que tanto la vida como muerte de Escobar han sido tema de inspiración para escritores, directores, pintores y entre otros artistas, con el fin de mostrar lo que representó el capo colombiano en la vida política y social del país, a finales del siglo XX.

Un monstruo ‘gordo’

Unas de las representaciones más famosas de la muerte de Escobar son los cuadros que el pintor colombiano Fernando Botero realizó. El artista paisa no podía ser invisible ante la violencia y conflicto ocurrido en Colombia, en consecuencia, por medio de sus obras “La muerte de Pablo Escobar” (1999) y “Pablo Escobar muerto” (2006) trató de mostrar su pensamiento ante el caído narcotraficante.

“Mi papá no los hizo para cambiar la realidad, pero sí para mantener estos episodios y que nunca se lleguen a olvidar. La intención era relatar la brutal realidad colombiana”, dijo Juan Carlos Botero, hijo de Fernando y experto de su obra, en conversación con BBC.

Asimismo, en cuanto al tamaño de Escobar en las obras, Botero aseguró que “su figura (la de Pablo)  es monumental comparado al resto del ambiente en los cuadros para mostrar la dimensión que adquirió (…) los tamaños de las figuras en los cuadros de Escobar muestran su dimensión prácticamente mítica que llegó a tener”.

Te puede interesar: Virginia Vallejo habló de la complicidad de Álvaro Uribe con Pablo Escobar

‘El Patrón del mal’

Sin embargo, la representación de Escobar que más fácil se viene a la mente de los colombianos, es la que realizó el actor Andrés Parra, en la serie ‘Escobar: el Patrón del mal’.

Ahora bien, al ser este un papel tan determinante y ‘poderoso’, en relación con la historia colombiana, terminó no siendo tan placentero para el actor caleño. “Hay miedo al encasille y tomé la decisión de no participar más en series de narcotráfico o por lo menos no volver a hacer de capo. Es que por momentos yo ya no era Andrés Parra, en la calle me gritaban “Pablo””, dijo Parra, en entrevista con la revista Semana.

Con todo esto, el protagonista de la serie admitió estar cansado de Escobar, pero no se arrepiente del papel que hizo. “Es 100 por ciento profesional, no tengo líos morales con haber interpretado a Escobar”, admitió.

La versión ‘gringa’

Por supuesto, Estados Unidos no se podía quedar atrás en la explotación de la imagen de Pablo Escobar, por lo que Netflix decidió tomar partido en esta ‘repartición’ y recrear la historia del narcotraficante colombiano en las tres primeras temporadas de ‘Narcos’.

Sin embargo, la producción que atrajo más de 60 millones de espectadores en el mundo con sus dos primeras temporadas, ha recibido fuertes críticas por parte del público internacional, que en algunas ocasiones la ha tildado como una “apología al capo colombiano”.

En la serie se muestran las excentricidades de Escobar, aun, durante su estadía en la Catedral, cárcel que el mismo construyó, en 1991. “Esta es solo una versión de la historia”, escribió la periodista del diario El País, de España, Ana Marcos, quien aseguró que “la otra cara, la que casi no se aprecia en Narcos, la cuentan y reclaman las miles de víctimas que dejó Escobar”.

En su artículo, Marcos muestra algunos datos relacionados con la ola de violencia que originó Pablo en Medellín –y Colombia en general- como los “más de 5.000 muertos entre 1989 y 1993”; datos que no se han “reflejado en Narcos ni en las producciones que se han estrenado posteriormente”.

De esta forma, durante los últimos 25 años se ha recordado la vida de un hombre que, aún después de su muerte, conserva el significado del miedo y la tristeza, en un país desolado por el conflicto y la corrupción.

Ver también: 

 

#Viral Júzgalo tú mismo... en el Edificio el Mónaco, en la ciudad de Medellín, donde vivía la familia de Pablo Escobar se apareció un fantasma muy parecido al 'patrón del mal'. ¿Será él?

Posted by Colombia.com on Wednesday, March 21, 2018

 

Redacción Actualidad - Colombia.com