Policía dejó ir a conductor que atropelló a un hombre, "porque era venezolano", en Bogotá

Al darse cuenta de la nacionalidad del hombre atropellado, el uniformado de la Policía decidió dejar ir al dueño del vehículo que participó del accidente.

Actualización • Sáb, 26 / Sep / 2020 5:14 pm

SÍGUENOS EN:

Google News
Así quedó la bicicleta del domiciliario de Rappi. Foto: Cortesía

Así quedó la bicicleta del domiciliario de Rappi. Foto: Cortesía

Actualización • Sáb, 26 / Sep / 2020 5:14 pm

Al darse cuenta de la nacionalidad del hombre atropellado, el uniformado de la Policía decidió dejar ir al dueño del vehículo que participó del accidente.

Un nuevo caso de xenofobia (o rechazo a extranjeros) se registró este 26 de septiembre en Bogotá, con la Policía de Tránsito como parte de los victimarios. De acuerdo con las declaraciones otorgadas a Colombia.com por la víctima, un ciudadano venezolano que labora para la plataforma de domicilios Rappi, durante uno de sus recorridos, un carro de placas NDW554 lo arrolló dañando severamente la bicicleta en la que se movilizaba.

El hecho ocurrió aproximadamente a las 9:45 a.m. en la Calle 69a con Carrera 86a, en la localidad de Engativá, al noroccidente de Bogotá.

“Cuando me dirigía a entregar un domicilio, a la mitad de mi viaje, un vehículo me arrolló la bicicleta. Afortunadamente, no me pasó nada”, explicó el hombre.

Aunque en un principio el dueño del vehículo pidió disculpas por lo sucedido, uno de los testigos del accidente aseguró que fue el domiciliario el que había irrespetado la señalización de ‘Pare’. “Por ende, le dieron razón al señor, y pues él se tomó de eso para decir que yo fui el que me “comí” el ‘Pare’ y que yo tuve la culpa”, añadió.

Pasada casi hora y media de lo sucedido, llegó un uniformado de la Policía de Tránsito, que, sin atender explicaciones de la víctima, decide tomar como única versión las declaraciones del dueño del carro y acusar al domiciliario de que la culpa había sido enteramente suya.

“El señor agente lo que hizo fue ofenderme, decir groserías y mofarse. Yo no pude hacer nada, me quedé indefenso”, indicó el hombre, que asegura que el incidente terminó con la huida del chófer después de que el policía le diera la orden de que se marchara “y que no le parara ‘bolas’ a eso”.

Así, el ciudadano venezolano, que cuenta con sus papeles de residencia y trabajo al día, tuvo que regresar a su casa caminando y con su bicicleta, que resulta ser su medio de trabajo durante la pandemia, casi inservible, todo esto, después de un controversial accionar de la Policía de Tránsito de Bogotá.

Cabe recordar que ni el hombre del carro ni el uniformado pidieron la atención médica para el empleado de Rappi, tal y como corresponde en un caso como este.

Redacción Actualidad • Colombia.com • Sáb, 26 / Sep / 2020 4:48 pm