Colombia.com Bogotá Viernes, 03 / Nov / 2017

Naciones Unidas y el Gobierno emprenden una lucha contra el narcotráfico

Se prevé que con al acuerdo firmado entre el Gobierno y las Naciones Unidas se inviertan 315 millones de dólares para alejar a los agricultores del cultivo de coca.

Naciones Unidas y el Gobierno emprenden una lucha contra el narcotráfico
Foto: AFP

Naciones Unidas y Colombia firmaron este viernes un gran acuerdo para erradicar el negocio de la cocaína en el país sudamericano, en el marco de los esfuerzos de paz entre el gobierno y las guerrillas.

El acuerdo prevé invertir 315 millones de dólares para alejar a los agricultores del cultivo de coca, con la que se elabora la cocaína, y orientarlos hacia otros tipos de cultivo, como el café o el cacao.

La Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), con sede en Viena y que lidera la iniciativa, indicó que se trata del "mayor intento" en el mundo de alejar a las comunidades rurales del negocio de la droga.

Te puede interesar: Disidentes de las Farc: “La guerra sigue”

"Este acuerdo histórico es una oportunidad única para cambiar el rumbo del cultivo de coca y ayudar a los agricultores a adoptar un desarrollo alternativo", dijo el director de la UNODC, Yury Fedotov, en un comunicado.

Durante décadas, las Farc financiaron el tráfico de droga gracias a su control de las zonas de cultivo. Según el acuerdo de paz, los guerrilleros se comprometen a desarmarse y a alentar a los agricultores a buscar cultivos alternativos.

A cambio la ONU estableció una nueva misión en Colombia para ayudar a miles de exguerrilleros de las Farc a volver a la vida civil. El estado colombiano también prometió incentivos a los agricultores que abandonen el negocio de la coca. Pero hasta ahora los avances han sido lentos y algunos exguerrilleros están tentados de unirse a grupos disidentes.

Los cultivadores acusan por su parte al gobierno de incumplir sus promesas mientras que los equipos que se dedican a erradicar cultivos se enfrentan al peligro de las numerosas minas que protegen los campos de coca.

AFP