Colombia juzgará sus genocidios sin ayuda internacional

Colombia será capaz de juzgar sus casos de genocidio ocurridos durante el conflicto armado sin necesidad de recurrir a tribunales internacionales en un eventual postconflicto, afirmó hoy el decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Libre, Jesús Hernando Álvarez.

Colombia.com - Actualidad
Colombia.com - Actualidad

Colombia será capaz de juzgar sus casos de genocidio ocurridos durante el conflicto armado sin necesidad de recurrir a tribunales internacionales en un eventual postconflicto, afirmó hoy el decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Libre, Jesús Hernando Álvarez.

En el Foro Judicial Internacional, que trató en Bogotá propuestas jurídicas para abordar los casos del genocidio, Álvarez aseguró ante expertos de siete países latinoamericanos que Colombia no necesitará acudir a cortes internacionales, como fue el caso de Argentina entre 1986 y 2001.

"Lo importante es mostrar que hemos generado condiciones para garantizar la verdad y la reparación a las víctimas. Si conseguimos mostrar al mundo que contamos con esto, los tribunales internacionales no serán necesarios", apuntó el experto.

En este sentido, subrayó que en su Constitución, Colombia integró el Estatuto de Roma, texto constitutivo de la Corte Penal Internacional (CPI), por lo que los delitos de lesa humanidad pueden ser abordados sin problemas por los tribunales nacionales.

Este elemento fue destacado por otros juristas internacionales, como la costarricense Jenny Quirós Camacho, que explicó que las intervenciones supranacionales se producen cuando se puede dar una "complementaridad" entre los textos legales nacionales y el Estatuto de Roma.

"Argentina fue un precedente interesante en cuanto a la intervención de la justicia penal internacional. Entre 1986 y 2001 la clase política se negó a investigar lo sufrido durante la dictadura, que se trató en procesos jurídicos en el Reino Unido, Alemania o España", recordó el juez federal argentino Daniel Rafecas.

Sin embargo, la actual normativa colombiana evitaría una situación análoga por los cambios introducidos en su Constitución, que favorecería que asuntos como el exterminio a la formación política de izquierdas Unión Patriota (UP) en los años ochenta o las numerosas masacres campesinas se juzguen dentro de sus fronteras.

"La pregunta es cómo garantizar la no impunidad y enviar el mensaje de no repetición. La historia nos ha demostrado que se requieren tribunales internacionales, pero ningún país debería llegar ahí, y no creo que Colombia lo haga", sostuvo Álvarez.

A su pronóstico se unió Camilo Montoya Reyes, de la Embajada Mundial de Activistas por la Paz, que afirmó que desde su organización están buscando "que los países revisen sus códigos penales para que tipifique el delito de genocidio", de forma análoga a lo que ya ocurre con la Constitución colombiana. EFE

Artículos Relacionados

+ Artículos