Por: Redacción Actualidad - U.N. • Colombia.com

Valle del Cauca: Buenaventura, uno de los municipios con menos avance digital

Mientras que el Índice de Gobierno Digital de los 10 principales municipios del departamento del Valle se encuentra en un promedio de 69 puntos sobre 100, la calificación de la ciudad portuaria es de 62.

Actualización
Colombia.com - Actualidad
Colombia.com - Actualidad

Mientras que el Índice de Gobierno Digital de los 10 principales municipios del departamento del Valle se encuentra en un promedio de 69 puntos sobre 100, la calificación de la ciudad portuaria es de 62.

En “gestión de la seguridad y la privacidad de la información de los usuarios en línea”, Buenaventura obtuvo una calificación de 52 puntos, lejos de los 64 alcanzados por el promedio departamental.

“Buenaventura no cuenta con ninguno de los sellos de excelencia que premian el uso de las tecnologías de la información (TI) para prestar trámites y servicios ciudadanos, para la rendición de cuentas y la apertura de datos de la administración pública ni para la gestión de la infraestructura tecnológica, con el agravante de que este Distrito Especial es relevante económicamente”.

Escucha acá las principales emisoras informativas de Colombia

Así lo advierte el investigador Gilber Corrales Rubiano, magíster en Administración de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Palmira, quien estudió la evolución del concepto de gobierno en línea en el país, la implementación de las políticas en torno al tema en el Valle del Cauca y los principales obstáculos para concretarlo.

Según explica, lejos de limitarse a los resultados de la última evaluación realizada por el Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTic), este rezago se hace evidente a lo largo de todo el periodo abordado por la investigación, entre 2008 y 2017.

En contraste, Tuluá, Buga y Cali se han destacado por sus propios portales de datos abiertos, herramientas que permiten informarles a los ciudadanos sobre la destinación y ejecución de los recursos, lo que favorece la transparencia del gobierno local.

Para el análisis de los resultados del Índice se tomó una muestra a 10 municipios del departamento que representaran las siete categorías de entidades territoriales.

Finalmente se contactó a los encargados de las TI en algunos de estos municipios para recoger más información por medio de entrevistas, proceso en el que se identificaron grandes limitantes para implementar el gobierno digital, como la falta tanto de presupuesto como de recursos humanos y técnicos en los territorios.

“Así mismo, se puso de manifiesto una falta de rigurosidad y control en la gestión de la información física y digital, factor que podría tener implicaciones en la privacidad de los datos de los usuarios, como se evidencia recientemente en el bajo reporte de las entidades públicas al Registro Nacional de Bases de Datos (RNBD)”, asegura el magíster.

En el caso particular de Buenaventura, durante la investigación no hubo respuesta de los encargados de las tecnologías a la hora de concertar la entrevista.

¡El mejor!

En esa línea, Candelaria es el municipio del Valle del Cauca más destacado en el Índice para el periodo de estudio, muy por encima del promedio departamental y superando incluso a Cali.

No obstante, el magíster defiende que esta evaluación se debe hacer de manera más diferencial para cada municipio, porque la cantidad de información que manejan y sus contextos no son iguales: “en algunos territorios existen limitaciones de recursos y conectividad que dificultan la implementación de un gobierno digital. El modelo no debería ser el mismo para todos, como lo ha señalado la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE)”.

Por otro lado, considera que el Índice de Gobierno Digital debería incorporar otras fuentes de información además de los informes reportados por cada municipio. Un ejemplo de tales fuentes alternativas está en los sellos de excelencia otorgados por el MinTic y los datos abiertos publicados en diferentes portales.

“De lo contrario, la evaluación del Índice dependería exclusivamente de la labor del funcionario encargado del reporte. Es por eso que hace falta automatizar algunos procesos para aproximarlos a la realidad. Por ejemplo, pese a que Tuluá es líder en reporte de datos, su calificación no lo evidenció en 2015 ni 2016”, explica.

Artículos Relacionados

+ Artículos