Por: Redacción Actualidad • Colombia.com

Vecinos de 3 localidades bogotanas volvieron a vivir una noche de zozobra por enfrentamientos

Los vecinos de las localidades bogotanas de Usme, Suba y la zona del Portal Américas volvieron a vivir una noche de zozobra por enfrentamientos entre grupos de jóvenes y el Esmad en lo que inicialmente era una movilización pacífica.

Lo que inició como una movilización pacífica terminó en violentos enfrentamientos en 3 localidades de Bogotá. Foto: Twitter @NoticiasRCN
Lo que inició como una movilización pacífica terminó en violentos enfrentamientos en 3 localidades de Bogotá. Foto: Twitter @NoticiasRCN

Los vecinos de las localidades bogotanas de Usme, Suba y la zona del Portal Américas volvieron a vivir una noche de zozobra por enfrentamientos entre grupos de jóvenes y el Esmad en lo que inicialmente era una movilización pacífica.

No se trata de una inocentada, pero ni en diciembre dejan de presentarse los choques y enfrentamientos entre jóvenes y la Policía en la ciudad de Bogotá, ya no existen manifestaciones en medio de un paro nacional iniciado el 28 de abril, pero los días 28 de cada mes se presentan fuertes y violentos encuentros entre grupos de personas que atacan a las autoridades, y que además vandalizan el mobiliario urbano de la ciudad capital.

Como es costumbre, los afectados son los vecinos y residentes de las zonas en donde se presentan las refriegas, auténticos campos de batalla en los que atrás quedaron las protestas, simplemente grupos de personas, en su mayoría jóvenes, y de los que también hacen parte menores de edad, salen a las calles a sembrar el caos; algo a lo que no se puede acostumbrar jamás la ciudadanía.

Bajo el pretexto de conmemorar los ochos meses del inicio del paro nacional,se inició una movilización pacífica, pero luego se tornó caótica porque los sectores del Portal de las Américas, Usme y Suba fueron escenario de violentos enfrentamientos en los que se lanzaron piedras, bombas incendiarias y se afectó el mobiliario urbano, todo esto en medio de la noche de inocentes y los choques se prolongaron hasta entrada la madrugada del miércoles.

El Esmad, como tradicionalmente sucede, se encargó de enfrentar a quienes se hacen llamar manifestantes, por lo tanto, hubo gases lacrimógenos, explosiones, chorros de agua y lanzamiento de piedras y ladrillos.

La zozobra volvió a ser la constante para los residentes de estos lugares, quienes no pueden vivir tranquilos, además se registran afectaciones en sus casas y también en la salud de hombres, mujeres y niños debido a los gases lacrimógenos que logran impactar casas y techos de las viviendas.

El servicio de Transporte Público en Transmilenio y el SITP tuvieron que ser suspendidos y las cámaras de seguridad lograron captar como en estos puntos se vandalizaron semáforos y señales de tránsito, además se lanzaron bombas incendiarias en contra de los miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD).

En diversas imágenes se logró comprobar que varios de los miembros de los grupos enfrentados al cuerpo policial portaban escudos y machetes, las autoridades de la ciudad esperan los reportes de los heridos y de las personas capturadas.

El fantasma de los violentos enfrentamientos en el marco del paro nacional no desaparece en tres localidades de la ciudad cuyos habitantes experimentan el terror cada vez que hay choques, y como siempre, los más afectados son los residentes de la zona que desesperados por la situación no saben qué hacer, e incluso, varios vecinos han tenido que irse a vivir a otros lugares de la capital, por eso lo avisos de “Se arrienda” y “se vende” son muy comunes en las ventanas de gran número de viviendas que componen estos agitados sectores.

Artículos Relacionados

+ Artículos