Actualización: Jue, 20 / Jun / 2019 10:22 am
Colombia.com Bogotá Jue, 20 / Jun / 2019 9:40 am

Opinión: El "circo" no eliminó la casa por cárcel a los corruptos

Los payasos actuaron: no se eliminará la casa por cárcel para corruptos en este nido de buitres que llamamos "país".

Opinión: Congreso no eliminó la casa por cárcel a los corruptos
Los 'payasos' son los únicos que ríen en este circo llamado Colombia. Foto: Twitter

¡Bienvenidos! ¡Sigan a este circo! ¡Tomen asiento, disfruten y traten de no llorar! Después de todo, Colombia no tiene tramoyeros ni payasos capaces de sacarnos una sonrisa, aunque las burlas, esas sí, nunca se hacen esperar.

De hecho, me atrevería a decir que Colombia en sí misma, como país, nación, Estado o cuanta palabra bonita hay para definirla, ya es una burla. Una burla que no causa gracia. Una burla enfermiza y grosera que día tras día solo se hace más y más tediosa; y es aún más triste ver que este muladar no parece tener fin.

Así lo demostraron los payasos ladrones y cínicos que tenemos en el Congreso de la República, sede oficial del circo; nido de ratas y de buitres, a los que irónicamente les dimos la potestad de acabarse ellos mismos.

Escucha acá las principales emisoras informativas de Colombia

El acto debe continuar

Como era de esperarse, los corruptos de este país no pasarán la guillotina por su cabeza, ratificando los siete mandatos de la consulta anticorrupción; de hecho, fueron claros en esta postura, no aprobando NINGUNO de ellos.

Esta semana era la prueba de fuego para, de una vez por todas, conocer la clase de calaña politiquera que gobierna este país; y para sorpresa de todos (o de nadie), ratificaron lo que tanto se pensaba de ellos: con estrategias ruines, embolataron la decisión de acabar la casa por cárcel a los corruptos, proyecto que el pasado 19 de junio se terminó hundiendo por un detalle menor.

Resulta que para que una iniciativa como esta se pueda convertir en ley, debe existir una conciliación entre los textos de aprobación del Senado y la Cámara de Representantes, esto con el fin de que la decisión final se legitime en nombre de todo el Congreso de la República.

Ya todo parecía estar listo, pero por supuesto faltaba la “payasada” que terminara arruinando este acto: después de acabada la reunión entre el senador Germán Varón Cotrino y el representante Gabriel Vallejo, y cuando ya todo estaba listo para ser enviado a la plenaria de la Cámara, ¡boom!, se dieron cuenta que Vallejo no era el conciliador encargado para este proyecto.

El documento, con firma, sello y cuanta pendejada protocolaria exista, ya estaba listo, pero esta “accidentada” confusión “obligó” al pobre presidente de la Cámara, Carlos Chacón, levantar la sesión a las 4:00 p.m., sin anunciar el debate que se debería llevar a cabo este 20 de junio. Según explicó el senador Varón Cotrino, sin anuncio no se puede votar, y sin votación el proyecto simple y llanamente no pasa.

Lo peor de todo, es que éste era el último plazo para avalar la cárcel para corruptos en el país, por lo que, entre chiste y chanza; entre truco y cuento, la iniciativa se hundió.

¡Felicitaciones! Los payasos lo volvieron a hacer. Nos presentaron un acto en el que los únicos sonrientes fueron ellos.

Nosotros por ahora seguiremos llorando en redes sociales, mientras que nos llenamos de valor con los ‘likes’, porque en las urnas no somos tan eficientes como sí lo somos en Twitter, Facebook e Instagram.

En 2018 tuvimos la oportunidad de votar la consulta anticorrupción, y no lo hicimos. Tenemos lo que merecemos. Estamos acostumbrados a las burlas de este circo. No nos gusta comprar una sola boleta, sino que nos encanta pagar por la temporada completa.

 

Christopher Ramírez - Colombia.com