Fernando Gaviria es nuevamente segundo en la Tirreno-Adriático, detrás de Pascal Ackermann

El ciclista colombiano, Fernando Gaviria, nuevamente perdió en el sprint ante Pascal Ackermann y llegó segundo en otra etapa de la Tirreno-Adriático.

Actualización • Mar, 08 / Sep / 2020 11:18 am

SÍGUENOS EN:

Google News
Fernando Gaviria (naranja) llegó en la segunda posición de la Tirreno Adriático. Foto: Twitter @TirrenAdriatico

Fernando Gaviria (naranja) llegó en la segunda posición de la Tirreno Adriático. Foto: Twitter @TirrenAdriatico

Actualización • Mar, 08 / Sep / 2020 11:18 am

El ciclista colombiano, Fernando Gaviria, nuevamente perdió en el sprint ante Pascal Ackermann y llegó segundo en otra etapa de la Tirreno-Adriático.

El alemán Pascal Ackermann (Bora-Hansgrohe), de nuevo gracias su gran potencia, volvió a ganar el pulso que mantiene al sprint con el colombiano Fernando Gaviria (UAD) y se hizo con la segunda etapa de la 55 Tirreno-Adriático, con salida de Camaiore y llegada a Follonica, de 201 km, repitiendo lo acontecido en la primera y reforzando su liderato al frente de la prueba. 

Te puede interesar: Así está la clasificación general de la Tirreno-Adriático

Si el lunes la victoria de Ackermann fue muy ajustada y sorprendiendo desde atrás, y por las vallas, a Gaviria, en esta ocasión la potencia del alemán, que cerró el crono en 5h 01m 53s, mandó prácticamente desde el primer instante de lanzarse en sprint, siendo el colombiano quien vino desde atrás sin poder remontar. 

Se cumplían los pronósticos de una llegada en pelotón, en una etapa que tuvo su escapada del día protagonizada por los italianos Nicola Bagioli (Androni), Umberto Orsini (Bardiani), Marco Canola (Gazprom-Rusvelo) y Edoardo Zardini (Vini-Zabu), llegaron a tener una ventaja superior a los tres minutos, que hacía líder virtual de la prueba a Orsini. 

El pelotón controlaba a distancia comandado por el Bora y, poco a poco, como era previsible, fue descontando su desventaja sobre los escapados, que con Canola ya  descolgado y cazado, era de menos de un minuto a unos 35 km de la meta.

Poco después, Orsini atacó a sus compañeros de fuga y se fue en solitario, si bien su osadía terminó a unos 18 km de la llegada, cuando el pelotón le reintegró a su seno. 

La última opción para para evitar una esperada llegada al esprint se quedó en nada, pues la subida a Scarlino, a 14 km de la meta, con sólo un kilómetro de ascensión y un desnivel medio del 5,2 por ciento, apenas alteró al gran grupo. 

Estaba sentenciado que la victoria de etapa se iba a decidir al esprint, como aconteció el lunes 7 de septiembre, y con Ackermann y Gaviria como principales protagonistas al triunfo.

Y se lo volvió a llevar el alemán, que suma su segundo triunfo de etapa consecutiva, que se unen este año a la Clásica de Almería, así como dos victorias de etapa en el Tour de Sibiu y una en el Tour de los Emiratos Árabes, aumenta su liderato en la Carrera de los Dos Mares, ya con 8 segundos de ventaja sobre el colombiano. 

Este miércoles 9 de septiembre se correrá la tercera etapa, entre Follonica y Saturnia, de 217 km.

EFE