Por: Leonardo Lemoine, con prensa Fedecoltenis • Colombia.com

María Camila Osorio va por un cupo a las semifinales de la Copa Colsanitas

En los cuartos de final, María Camila Osorio se medirá ante la tenists Stefanie Voegele.

María Camila Osorio está en cuartos de final de la Copa Colsanitas. Foto: Twitter @CopaColsanitas_
María Camila Osorio está en cuartos de final de la Copa Colsanitas. Foto: Twitter @CopaColsanitas_

En los cuartos de final, María Camila Osorio se medirá ante la tenists Stefanie Voegele.

Jugar contra una tenista desconocida, a la que nunca has enfrentado en el circuito, siempre genera muchas expectativas.

Es necesario salir a la cancha a buscar respuestas que tal vez puedes encontrar, o tal vez no. Pero en esta ocasión le funcionó a Camila Osorio (Equipo Colsanitas, Club Comfanorte) y pudo superar a la checa Tereza Martincova, 98 del mundo, por 6-3, 6-3 para conseguir su primer éxito ante una top 100 y la segunda clasificación a cuartos de final de la Copa Colsanitas de Bogotá.

Para vencer a la europea, que esta semana estrenaba su ingreso a las cien mejores del mundo, tuvo que encontrar las soluciones.

La colombiana tuvo un comienzo inquietante con break en contra en el tercer game y una europea tomando la cancha y mandando con sus golpes, circunstancias que puso en aprietos a la raqueta nacional que se veía incómoda y sin el control de la situación.

“Uno plantea un partido, pero cuando estás en la cancha puede que sea otra historia, todo puede ser diferente; pero empiezas a cambiar algunas cosas, ver qué está funcionando y qué no”, comentó Camila en su salida a la rueda de prensa.

Sin embargo, solo bastó un quiebre en el juego siguiente para saber cuál era el plan que debía seguir: buscar pelotas lentas, altas y profundas que pusieran en una encrucijada a la checa, tirar el winner o mandarla afuera.

“Estaba tratándola de sacar, de que no jugara cómoda, porque sabía que si ella jugaba como lo hizo ante Kung (Leonie), donde jugó recto todo el tiempo, se iba a estar cómoda”, explicó. “Intenté jugar bola por bola, sacarla para atrás, jugar alto; y como ella intentaba cogerlas por encima, muchas se le quedaban en la red o arriesgaba mucho y fallaba”.

Esta receta, sumando el slice y algunos drops, le fueron indicando que era el camino a seguir. Jugar constantemente a puro golpe contra Martincova era un duelo en el que podía salir perdiendo.

“A mí me gusta tirar mucho drop y ella cuando subía a la malla, sentía que me daba mucho espacio y solo tenía que poner la bola al otro lado o tratar de pasar”.

De esta manera, Osorio cerró un primer set donde consiguió el quiebre definitivo en el octavo game. Mientras que en el segundo se vio con mayor confianza, cambió en muchos momentos la variación por la potencia, pero nunca dejó de persistir y mantenerse enfocada.

“La clave estuvo en que me mantuve todo el partido haciendo eso, confiando que así lo podía sacar adelante. Tampoco traté de cambiar porque sabía que había games donde tuve ventaja y ella lo terminó sacando. Debía mantenerme enfocada”.

El viernes 9 de abril sorteará otro difícil reto ante la suiza Stefanie Voegele, quien viene de vencer a la primera preclasificada del cuadro, la china Saisai Zheng, por 6-4, 6-1.

Aunque muy poco conoce de ella, sabrá que tendrá que seguir aferrándose a lo que le ha funcionado durante la semana en el Country Club de Bogotá.

Mientras tanto disfrutará de un nuevo escalón que logra en su creciente carrera profesional: vencer por primera vez a un top 100.

“Siento que había estado muy cerca, había tenido oportunidades de hacerlo en otras ocasiones, pero se me dio ahora en esta oportunidad y eso me llena de confianza y de alegría”.

@WTA

Fiesta in Bogota ?? ????...

Ver tweet completo

 

Artículos Relacionados

+ Artículos