Por: Stephanie Angulo Espejo • Colombia.com

Carlos Fernando Galán: El pacto del Alcalde y su esposa si no llegaba a ganar las elecciones

La esposa de Carlos Fernando Galán aseguró que casi no logra aguantar.

Carlos Fernando Galán en su cuenta de Instagram. Foto: Instagram @carlosfernandogalan
Carlos Fernando Galán en su cuenta de Instagram. Foto: Instagram @carlosfernandogalan

La esposa de Carlos Fernando Galán aseguró que casi no logra aguantar.

Tal y como vaticinaban las últimas encuestas realizadas, sobre la intención de voto de los bogotanos para la alcaldía, el candidato del Nuevo Liberalismo, Carlos Fernando Galán, lideró en las urnas y arrasó con el apoyo de la ciudadanía. Con más del 90% de las mesas escrutadas, el candidato es oficialmente el nuevo Alcalde de Bogotá. Con el 94% del pre conteo finalizado, Galán obtuvo 1.418.519 tarjetones marcados a su favor, representando esto el 48,96 % de los votos.

Ahora bien, a pesar de que de puertas para fuera el nuevo alcalde de Bogotá se haya mostrado firme en todo momentos, dentro de su hogar tuvo que tomar medidas para no decaer ante la presión que estaba sintiendo antes de las elecciones. Sin embargo, afortunadamente a su lado siempre estuvo su esposa, la reconocida abogada Carolina Deik.

Carolina y Carlos tienen un matrimonio desde el 2011, ya tienen dos hijos, Julieta de 10 años y el pequeño Juan Carlos de 4, quienes desde que tienen memoria han visto a su padre luchar para quedarse con la Alcaldía, sobre todo teniendo en cuenta que es la tercera vez que es candidato.

Ahora bien, recientemente Galán y su esposa estuvieron como invitados al programa de la famosa española Eva Rey, “Desnúdate con Eva” en donde revelaron a qué pacto llegaron si es que el candidato no llegara a ganar, y sobre todo, como lograron lidiar con la presión de la época de la campaña.

Has clic para ver el video completo. Foto: TikTok @desnudateconeva

Al respecto Carolina dijo, “Lo que pasa es que él tiene un sueño; realmente es difícil, obvio, no es un camino de rosas. Es un sacrificio para todos volver a empezar. (...) Yo creo que si no hubiera ganado ya no se intentaba”, y es que sin duda es un desgaste para la familia todo el tiempo que le invierten a las campañas, tanto monetario como el tiempo de calidad en familia, sobre todo si se intenta 3 años seguidos.