Por: Linda Hernández • Colombia.com

Epa Colombia rompió en llanto al pedir una segunda oportunidad a la Fiscalía

La joven reveló que ha buscado diferentes alternativas para "remediar" su error, pero nada ha sido posible. 

La empresaria pide que la dejen seguir trabajando porque de su empresa dependen otras personas. Foto: Instagram
La empresaria pide que la dejen seguir trabajando porque de su empresa dependen otras personas. Foto: Instagram

La joven reveló que ha buscado diferentes alternativas para "remediar" su error, pero nada ha sido posible. 

A través de un video, la joven Daneidy Barrera Rojas, mejor conocida como 'Epa Colombia’, habló sobre la difícil situación por la que está atravesando tras conocer su condena de 63 meses de prisión, por los daños que causó a una estación de TransMilenio durante unas manifestaciones en 2019 y, en medio de lágrimas, pidió públicamente una segunda oportunidad a la Fiscalía.

En esta grabación que compartió en sus redes sociales, la empresaria dejó en evidencia su tristeza y "arrepentimiento" por haber actuado sin pensar en las consecuencias, guiada por quienes en aquel momento eran "sus amigos".

“Amiga, realmente estoy triste. Esto que me está pasando no se lo deseo a nadie. Yo cometí un error porque estaba con un par de amigos”, recordó en medio del llanto.

Luego, reveló que ha buscado diferentes alternativas para "remediar" su error, pero nada ha sido posible.

"Yo hablé con la Fiscalía porque fui hasta las oficinas de Transmilenio, le dije que le pagaba con las keratinas mes a mes, pero que no me quería ir a la cárcel", agregó la joven evidentemente afectada por la decisión del juez.

Su relato continúo destacando el cambio que tuvo durante la pandemia, donde su emprendimiento de keratinas se convirtió en el protagonista de sus redes sociales.

"Yo generaba empleo, de mí dependen miles de personas, yo pago sueldos muy grandes”, resaltó.

Posteriormente, Daneidy insistió en el esfuerzo que ha hecho para darle un giro a su vida y a su imagen: "Yo quería cambiar, que me dieran la oportunidad. La Fiscalía no me ha querido ayudar. Les pido que me den la oportunidad de seguir cambiando y ser una mujer diferente. Por ningún lado me han escuchado“.

Este video lo grabó desde la nueva propiedad que adquirió recientemente para su empresa, donde planea adecuar un enorme salón de belleza para seguir generando empleo.

Clic para ver el video. Foto: Instagram

Desde sus historias de Instagram la joven se mostró llorando mientras escuchaba música cristiana, para luego seguir hablando sobre su situación penal y la incertidumbre que tiene.

“No sé qué vaya a pasar con mi vida. Yo no merecía esto. Y es cuando uno se da cuenta quién está en tu vida, quién te apoya, quién está para ti”, comentó.

También expresó su sorpresa porque, según ella, estaba esperando que la justicia se pronunciara sobre su caso más adelante: “Esto no tenía por qué salir ahorita. Eso tenía que salir dentro de dos años. De mí depende muchas mujeres”.

Por último, señaló que espera poder seguir trabajando sin importar que le quiten todo lo que tiene ahora.

“Solamente estoy esperando que me den una segunda oportunidad, que me quiten todo lo que tengo y seguir trabajando”, concluyó la empresaria.

 

Artículos Relacionados

+ Artículos