Por: Redacción Entretenimiento - EFE • Colombia.com

El príncipe William respondió a las acusaciones de racismo hechas por Meghan y su hermano Harry

El Príncipe William respondió a las declaraciones que hizo su hermano Harry y Meghan Markle a Oprah.

El conflicto en la familia real continúa. Foto: Twitter @NotasSinPauta.
El conflicto en la familia real continúa. Foto: Twitter @NotasSinPauta.

El Príncipe William respondió a las declaraciones que hizo su hermano Harry y Meghan Markle a Oprah.

El príncipe William, nieto de la reina Isabel II y segundo en la línea de sucesión a la corona británica, rechazó este jueves las acusaciones de racismo hechas por los duques de Sussex, al afirmar que "no somos una familia racista".

El duque de Cambridge hizo esta breve afirmación durante una visita a una escuela en el este de Londres, donde le preguntaron por la entrevista que su hermano, el príncipe Harry, y su cuñada, Meghan Markle, concedieron a la presentadora Oprah Winfrey.

En ese programa, divulgado el domingo en Estados Unidos y el lunes en el Reino Unido, la duquesa reveló que un miembro de la familia real no identificado llegó a cuestionar el color de la piel del hijo de la pareja, Archie, de casi 2 años de edad.

Al serle preguntado en la escuela si había hablado con su hermano después de la entrevista, el duque de Cambridge contestó: "No, todavía no he hablado con él pero lo haré".

En un mensaje conciliador, el palacio de Buckingham señaló el martes que la familia real estaba "entristecida" tras conocer el sufrimiento de los duques de Sussex y reconoció que los problemas que estos expusieron en la televisión estadounidense eran "preocupantes, especialmente el del racismo".

"En los meses en los que yo estaba embarazada, hubo preocupaciones y conversaciones sobre lo oscura que podría ser su piel cuando naciera", aseguró Meghan en la entrevista a Oprah Winfrey.

La duquesa precisó que esos presuntos comentarios racistas se pronunciaron en "conversaciones que la familia tuvo" con su esposo Harry, pero se negó a identificar a quienes los articularon, al afirmar que "eso sería muy dañino para ellos".

Ante eso, Harry confirmó que la conversación giró en torno a "qué aspecto iban a tener los hijos" que tuviera con Meghan, que es mestiza y con raíces afroamericanas, pero se negó a dar más detalles al respecto: "Es una conversación de la que nunca voy a hablar", afirmó, para luego agregar que fue bastante chocante.

Meghan, que está embarazada de su segundo bebé y anunció durante la entrevista que se trata de una niña que nacerá este verano, aseguró que cuando esperaba en 2019 el nacimiento de su primer hijo, se enteró de que la Casa Real "no quería que fuera un príncipe" ni que "recibiera seguridad".

 

Artículos Relacionados

+ Artículos