Champions League (Liga de Campeones)

Colombia.com Bogotá Lunes, 23 / May / 2011

Un volcán amenaza cambios en el desplazamiento del Barsa hacia Wembley

Archivado en Internacional

La erupción del volcán islandés Grimsvötn tiene en espera las directivas del club catal'an para decidir si viajan por aire o tierra a Londres.

Joseph Guardiola/EFE
Joseph Guardiola/EFE

El FC Barcelona está pendiente de la evolución de la nube provocada por la erupción del volcán islandés Grimsvötn por si tiene que variar la logística con vistas al desplazamiento a Londres, donde el próximo sábado jugará la final de la Liga de Campeones ante Manchester United.

Después de la experiencia de hace un año, cuando la expedición azulgrana tuvo que viajar por carretera a Milán para jugar las semifinales de la 'Champions' ante el Inter a causa de la erupción de otro volcán islandés, el Eyjafjalla, que paralizó durante semanas el tráfico aéreo en Europa, el club catalán estudia ahora diferentes alternativas.

Un portavoz azulgrana ha informado que el club está en fase de análisis de la situación. "Estamos pendientes de las diferentes informaciones, a ver qué ocurre", ha explicado.

La erupción del Grimsvötn podría hacer variar los planes de la expedición barcelonista y de los más de 20.000 aficionados que viajarán a la capital londinense, ya que según las diferentes previsiones las cenizas del volcán llegarían a Escocia mañana, martes, y entre el jueves y el viernes al resto del Reino Unido, Francia y España.

Por todo ello, la televisión autonómica catalana (TV3) ha asegurado que el club se plantea la posibilidad de viajar por carretera a Londres, en el caso de que las condiciones meteorológicas empeoren y no se pueda viajar por vía aérea.

En la actualidad, el Barça tiene previsto viajar a Londres en avión, un vuelo que saldría desde la capital catalana el jueves a las 16:00 horas.

Según TV3, la expedición azulgrana viajaría por carretera hasta el paso de Calais (unos 1.500 kilómetros) y después atravesaría el Canal de la Mancha en el tren Eurostar. Otra posibilidad es que el equipo viaje por carretera hasta París y desde allí tomara el Eurostar hasta la capital inglesa.

El año pasado, el Barcelona ya tuvo que enfrentarse a dos problemas a causa del tráfico aéreo, el referido por la erupción del Eyjafjäll, así como una huelga encubierta de controladores que le obligaron a viajar a Pamplona por carretera. EFE