Copa Libertadores

Salir premiado, haciendo una ilegalidad, la realidad de nuestro país

En el partido entre Junior y Flamengo un aficionado de 13 años saltó al campo de juego y salió premiado. Hacer lo ilegal, recompensa en nuestro país.

Actualización Jue, 05 / Mar / 2020 2:22 pm

SÍGUENOS EN:

Google News
Colombia.com - Fútbol

Colombia.com - Fútbol

Actualización Jue, 05 / Mar / 2020 2:22 pm

En el partido entre Junior y Flamengo un aficionado de 13 años saltó al campo de juego y salió premiado. Hacer lo ilegal, recompensa en nuestro país.

Junior perdió 2-0 ante Flamengo en el primer partido del Grupo A de la Copa Libertadores 2020.

El actual campeón del torneo continental mostró sus credenciales en Barranquilla junto a las grandes figuras que militan en el club brasileño.

Te puede interesar: Así es el calendario de los equipos colombianos en la Copa Libertadores 2020.

Una de ellas es Gabriel Barbosa, más conocido como 'Gabigol'. El jugador nacido en San Pablo, Brasil, es ídolo a nivel mundial y con 23 años ya cuenta en su palmarés con una Copa Libertadores, una Recopa Sudamericana y un medalla de oro olímpica alcanzada en las justas de Río de Janeiro 2016.

Por esta razón, un hincha de Junior de Barranquilla saltó al campo de juego para abrazar a su ídolo. Este, de buena manera lo acogió, le alejó a la policía y hasta le regaló los guayos y su camiseta.

Al final, el hincha de 13 años llamado Kevin Otero salió como todo un héroe, sin importar que pasó por encima de los protocolos de seguridad del estadio.

Muchos dirán... "es tan solo un niño", "solo quería abrazar a su ídolo"... pero entonces la ley, ¿para quién es?

Si cometo una ilegalidad, pero me comporto bien cometiéndola, ¿debo salir recompensado? Parece que en nuestro país funciona de esa manera.

En Colombia parece que ser 'avivato' o 'tener la tal malicia indígena' es lo que vale y lo que premia. Ese niño de 13 años, que cometió una irregularidad, no solo recibió el aval del brasileño, también logró conseguir la banda de capitán de Viera y posteriormente fue llevado a los camerinos para conocer frente a frente a los jugadores de Junior.

Esta acción deja entender que si los hinchas ingresan de 'manera respetuosa' al campo de juego, serán recompensados, más no castigados. Y si son niños, pues hasta mejor, porque no recibirán ningún tipo de corrección ejemplar, ni por parte de las autoridades ni de los medios de comunicación, quienes incluso lo glorifican y alaban.

Al final, lo ilegal SIEMPRE paga en nuestro país. Por más mínima que sea la ilegalidad, siempre tendrá un premio y los medios estaremos ahí para convertir a esa persona en un héroe nacional.

Las leyes son para cumplirlas... después no se quejen de la corrupción. Dejen la doble moral a un lado.

Leonardo Lemoine Colombia.com Jue, 05 / Mar / 2020 1:51 pm