Actualización: Jue, 18 / Oct / 2018 12:41 pm
Colombia.com Bogotá Jue, 18 / Oct / 2018 11:23 am

[FOTOS] Colombia.com revela el secreto de los apodos de jugadores colombianos

Desde la época dorada del fútbol colombiano en los años 90, hemos escuchado que algunos jugadores reconocidos tienen un apodo o sobrenombre que ha marcado la historia de este deporte.

[FOTOS] Colombia.com revela el secreto de los apodos de jugadores colombianos
Selección Colombia mundial Francia 1998. Foto: AFP

‘El Tigre’ Radamel Falcao García

                                                                                                                                                       Foto: AFP

Radamel Falcao comenzó en el fútbol profesional con Lanzeros de Boyacá, pasó por Fair Play y llegó a Argentina donde dio a conocer sus grandes cualidades como delantero marcando 45 goles con el equipo de la ‘banda cruzada’.

Comenzó en las divisiones inferiores de los ‘millonarios’ Falcao jugaba en la séptima división del fútbol argentino y en un partido frente a Huracán, Radamel anotó dos goles dándole el triunfo a su equipo.

En ese entonces, existía un programa de televisión llamado ‘Fútbol de Primera’ que premiaba al mejor jugador de la cancha con el galardón llamado ‘Tigre de Esso’ que era el patrocinador de aquel torneo.

Gonzalo Ludueña, compañero de García entendía la trascendencia del colombiano para la victoria ante un gran equipo y desde aquella tarde comenzó a decirle ‘El Tigre’.

Durante su paso por las divisiones inferiores de River Plate, Falcao se apropió de este apodo, pero fue hasta su debut en el año 2005 cuando Sebastián ‘El Pollo’ Vignolo, famoso narrador argentino, usó el ‘Tigre’ y el público lo empezó a conocer así.

‘Miñia’ Pablo Armero

                                                                                                                                                      Foto: AFP

El jugador que comenzó su carrera como profesional en América de Cali, pasó por el fútbol brasileño, italiano e inglés.

El tumaqueño que debutó en el año 2004 con el conjunto vallacaucano y quien fue apodado como ‘Miñia’ debido a su derroche de alegría desde temprana edad.

Pablo Armero pasaba jornadas enteras jugando en las calles de Tomaco, Nariño.

En el Pacífico colombiano es común usar el apodo de ‘Miñia’ con niños traviesos e inquietos, como lo demuestra en cada una de sus coreografías al celebrar los goles de la selección, así lo demostró en el Mundial de Brasil 2014 cuando le marcó el primero gol a Grecia.

Armero es un digno representante de este apodo.

Jackson ‘Cha Cha Cha’ Martínez

                                                                                                                                                       Foto: AFP

Muchos han sido los apodos que se le han puesto a Jackson Martínez, sin embargo, él solo acepta uno: Cha Cha Cha.

Jackson ha tenido una larga trayectoria en el futbol mundial, empezando en Independiente Medellín, pasando por Jaguares de México, Porto de Portugal, Atlético de Madrid.

Su padre jugó fútbol, aunque no llegó a ser profesional, a pesar de jugar fútbol aficionado celebraba los goles bailando.

“Se debe a mí padre, que también fue futbolista. En ese tiempo estaba de moda un mambo llamado el ‘Cha cha chá’ y él celebraba los goles con ese ritmo. Cuando yo fui creciendo todos me empezaron a llamar así”.

De esta manera, Jackson no sólo heredó el talento goleador que en su tiempo tuvo su padre, sino también el ‘Cha Cha Cha’ que bailaba.

Carlos ‘El Pibe’ Valderrama

                                                                                                                                                       Foto: AFP

Carlos Valderrama comenzó a jugar fútbol motivado por su padre ‘Jaricho’. El colombiano inició jugando en la escuela, el Liceo Celedón, equipo que en ese momento dirigía su padre.

El padre de Carlos jugaba en Unión Magdalena, y llevaba a su hijo a todos los entrenamientos que fueran posibles.

Su presencia era tan habitual que el argentino Rubén Deibe, técnico del equipo, comúnmente preguntaba: ¿Y el pibe cómo está? de ahí nació uno de los apodos más famosos de Colombia.

Hernán Darío ‘Bolillo’ Gómez

                                                                                                                                                        Foto: AFP

Hernán comenzó su vida futbolistica en el equivo juvenil de Antioquia, luego jugó con los dos grandes equipos del mismo departamento, Atlético Nacional y Deportivo Independiente Medellín.

También tuvo la posibilidad de jugar en la Selección Colombia en el año 1978, participando en los Juegos Centroamericanos y del Caribe.

Su apodo fue conocido en su paso por Independiente Medellín, pues Hernán Darío decidió cortarse todo su pelo hasta quedar completamente calvo y cuando llegó a entrenar fue objeto de burlas de su compañeros, sobre todo de José ‘Boricua’ Zárate.

“Pareces un bolillo, marica”, dijo Zárate, convirtiéndose desde ese momento en el apodo de Gómez.

Adolfo ‘El Tren’ Valencia

                                                                                                                                                     Foto: AFP

Adolfo además de ser no de los jugadores insignia de la generación dorada de los 90, también tuvo actuaciones destacas a nivel nacional e internacional, pasando por equipos como Bayern Múnich, PAOK y Atlético de Madrid.

Un jugador caracterizado por sus condiciones técnicas, su habilidad para encarar y multiples destrezas, pusieron a pensar a los analistas de fútbol Jorge Hernán Peláez, Iván Mejía y Carlos Antonio Vélez en un apodo que acompaña a Valencia: ‘El Tren’.

Los periodistas se pusieron en la tarea de encontrar el sobrenombre idóneo que describiera las cualidades del delantero y coincidieron que su velocidad, facilidad para enganchar, destreza para encarar y dificultad de sus oponentes para frenarlo se asemejaban a las características de un tren.

Sergio Gil - Colombia.com