Sábado, 30 / Ago / 2003

Brasil campeón mundial sub 17

Brasil se consagró campeón del mundo Sub-17 al imponerse por 1-0 a España en la final del Campeonato Mundial de fútbol de Finlandia 2003, este sábado en Helsinki.

El único gol del partido fue anotado por el defensor del Santos, Leonardo, a los 7 minutos de juego.

España comenzó el partido del mismo modo que había terminado ante Argentina, practicando un juego de toque sobre el alisado césped artificial de Töölö. Sin embargo, momentos después casi recibe el segundo en contra, en una jugada parecida a la del primer tanto. Mandaluniz interceptó una suave semivolea de Ederson a cinco metros de la portería, a los pies de Abuda, uno de los dos máximos goleadores de su equipo, cuyo disparo acabó dando en el larguero.

La ocasión sirvió para espolear a los arietes Evandro y Ederson, que demostraron su increíble calidad durante unos instantes. El primero casi amplía la ventaja de los suyos al enganchar un remate de cabeza que fue despejado bajo la línea de gol. Pero fue España, con los centrocampistas del Valencia Sisi y Silva intercambiándose los extremos, la que empezó a dominar la posesión del balón, y el hábil Jurado llevó peligro por dos veces antes del descanso.

La defensa de la Seleção, comandada por un impresionante Joao, y que sólo había recibido un gol a lo largo de toda la competición, se mostraba de nuevo impenetrable. Jurado parecía el más indicado para romperla tras la reanudación. El centrocampista del Real Madrid, desde veinte metros, se giró y conectó un zurdazo que se marchó pocos centímetros por encima del larguero (54’).

Tras un inicio lento de la segunda parte, de repente el partido cobró vida. Otro lanzamiento de falta de Joao estuvo a punto de ser gol (55’), y luego Bruno hizo quizás la mejor parada del torneo ante un potente cabezazo de Xisco al segundo palo (62’). La Furia Roja tenía la iniciativa por primera vez en el partido y, animada por el numeroso público que se dio cita en Töölö, se lanzó en busca del empate. Silva cabeceó alto un saque de esquina (66’), y Xisco disparó desde la izquierda demasiado cerca de Bruno (71’).

El brasileño Abuda salta a cabecear con el español Francis en la final del Campeonato Mundial Sub-17 de la FIFA Finlandia 2003. Brasil derrotó a los europeos y se convirtió en el primer tricampeón de la categoría.
Action Images - Alex Morton

Pero Brasil, que jugaba ahora al contragolpe, casi sentenció el choque cuando Abuda, que se coló por detrás de la zaga española, envió un centro con mucha intención que Evandro cabeceó a los brazos de un agradecido Mandaluniz (76’).

Sin embargo, los europeos siguieron presionando. Cesc, que no se había dejado notar después de su proeza en semifinales, se introdujo en el área tras otra brillante jugada de despiste de la defensa, pero el disparo del joven jugador barcelonista se marchó muy desviado (78’). El delantero David, que acababa de entrar en el campo, envió una volea al lateral de la red desde una posición ventajosa (81’).

Ya en el tiempo añadido, Cesc disparó a los brazos de Bruno. A continuación el guardameta se estiró de puños para despejar un testarazo de Arzo por encima del larguero. La suerte no acompañó a España, y Brasil y sus hinchas se dejaron llevar por la euforia cuando sonó el pitido final.