Por: Karen Benavides • Colombia.com

Las mascotas: Víctimas colaterales del coronavirus

Muchas personas han tenido que partir y ahora buscan quién se haga cargo de sus mascotas.

Animales abandonados en Wuhan. Foto: Albert Dezetter en Pixabay. Foto: Pixabay
Animales abandonados en Wuhan. Foto: Albert Dezetter en Pixabay. Foto: Pixabay

Muchas personas han tenido que partir y ahora buscan quién se haga cargo de sus mascotas.

Wuhan es el epicentro de la tan temida enfermedad del coronavirus, por esta razón fueron impuestas medidas de cuarentena que los aislaron del resto del mundo, esto para evitar más casos de contagio y propagación en otros países, a pesar de que ya se ha convertido en una emergencia mundial. 

Ante esta situación, miles de personas tomaron la decisión de abandonar la ciudad antes de que se cerrara la frontera; incluso, algunos ya habían salido de allí en las vacaciones del Año Nuevo Lugar, sin saber que más adelante no podrían volver a entrar como medida de prevención. 

Foto: Pitsch en Pixabay 

Ante este hecho, las mascotas son quienes más han sufrido por la ausencia de sus dueños, teniendo en cuenta que si bien es cierto que algunos no contaban con que no iban a poder volver, muchos otros decidieron abandonarlas por voluntad propia por miedo a que estuvieran contagiadas del virus.

A pesar de que se tiene la creencia de que el coronavirus fue contagiado en diciembre a humanos por animales salvajes, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió en su cuenta de Weibo, la plataforma similar a Facebook en China, que “no existen pruebas de que perros, gatos u otras mascotas puedan contraer el nuevo coronavirus”.

En esta misma red, son muchos los usuarios que suplican la ayuda de alguien que se haga cargo de sus animales, pues les es imposible regresar. Todo comenzó con un mensaje de alarma lanzado el 30 de enero por una persona que se mostraba preocupada por su gato: “¡Por favor, ayúdame alimentando a mi gato!”.

Foto: Wei Dai en Pixabay

Posteriormente, el 3 de febrero el mismo usuario se encargó de anunciar por el mismo medio que ya había encontrado un joven que accedió a alimentar a Maomao, su gato. De hecho, contó que cuando el voluntario abrió la puerta de la casa el gato “maulló con enorme tristeza. Nadie había estado en la casa durante más de 12 días”.

Tras esta experiencia, se creó el hashtag “salvar a las mascotas que quedaron en Wuhan”, que rápidamente se convirtió en el tercero más frecuentado en Weibo, mediante el cual cientos de usuarios piden la colaboración de otras personas para que vayan a sus casas y se ocupen de sus mascotas. 

Artículos Relacionados

+ Artículos