Por: Karen Benavides • Colombia.com

Corralejas programadas para este año fueron canceladas en tres municipios del Atlántico

Tres municipios del atlántico (Sabanalarga, Usiacurí y Santo Tomás) cancelaron las corralejas que se tenían programadas para este año, para “respetar la vida humana y el bienestar de los animales”.

Buenas noticias: cancelan las corralejas de este año en algunos municipios de Colombia. Foto: Shutterstock
Buenas noticias: cancelan las corralejas de este año en algunos municipios de Colombia. Foto: Shutterstock

Tres municipios del atlántico (Sabanalarga, Usiacurí y Santo Tomás) cancelaron las corralejas que se tenían programadas para este año, para “respetar la vida humana y el bienestar de los animales”.

Las corralejas han sido uno de los temas más polémicos en los últimos años, en lo que respecta al tema de maltrato animal, pues mientras algunos defienden dichos eventos asegurando que se trata de un tema cultural en el que no se le hace daño a nadie, hay muchos otros que han demostrado el daño físico y psicológico que se le ocasiona al toro, solo para entretener a unos pocos.

No obstante, a pesar de que son muchos los lugares alrededor del mundo que las han prohibido, en Colombia todavía se sigue dicha tradición, aunque recientemente han estado en el ojo del huracán por la lucha de los defensores de los animales y algunos accidentes que han puesto en riesgo también la vida del ser humano, como lo sucedido hace poco en el espinal, donde un palco se derrumbó y cuatro personas fallecieron.

Por esta y muchas otras razones, la gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera, ordenó la cancelación de las corralejas que estaban programadas para la segunda mitad del 2022, sugiriendo reemplazarlas por otro tipo de eventos culturales, lo cual acataron los alcaldes de 3 municipios: Usiacurí, Santo Tomás y Sabanalarga.

“Celebramos desde la gobernación que hayan recibido nuestras recomendaciones y celebrar sus fiestas respetando la vida humana. Desde la administración departamental los apoyaremos con una agenda para que, durante el fin de semana en el que se realizarían las corralejas, estos municipios sigan recibiendo turismo y generando dinamismo que respete la vida humana y el bienestar de los animales”, manifestó Noguera.

Los tres alcaldes, informaron a la comunidad lo que se tuvo en cuenta para tomar dichas decisiones, así como las estrategias que se aplicarán para que el turismo en dichas zonas no se vea afectado, especialmente por la realización de fiestas en las que estos eventos taurinos ya no estarían presentes, por lo que podrían dejar de ser atractivas.

Katherine Pasos Zapata, alcaldesa de Usiacurí, aseguró que donde se realizaban las corralejas ahora está instalado un mirador y una cancha para impulsar otras actividades; por otro lado, Tomás Guardiola, alcalde de Santo Tomás, indicó que se tomarán otras acciones para que no se afecte económicamente a quienes viven de las labores taurinas, mientras se recuperan los valores y las actividades realmente importantes para los municipios.

“Vamos a trabajar con la Gobernación del Atlántico y el Gobierno nacional para que estos espacios se conviertan en manifestaciones culturales y prevalezca la vida”, fueron las palabras de la alcaldesa Pasos, para demostrar las labores conjuntas que se están llevando a cabo y dar un parte de tranquilidad a la comunidad.

Por último está Jorge Manotas, alcalde de Sabanalarga, que aunque reconoció que las corralejas se realizan desde hace más de 100 años en dicho municipio, por lo que ya son una tradición, asegura que lo primordial es “priorizar la vida”, por lo que se hacen necesarias labores de transformación cultural.

Artículos Relacionados

+ Artículos