Por: Karen Benavides • Colombia.com

La curiosa historia de los tigres de bengala de Mike Tyson: ¿por qué ya no los tiene?

El famoso boxeador Mike Tyson, sorprendió a sus seguidores en algún momento de su vida con 3 extravagantes mascotas: tigres de bengala. Te contamos por qué los sacó de casa.

Así eran los 3 tigres de bengala que Mike Tyson tuvo como mascotas. Foto: Instagram @miketyson
Así eran los 3 tigres de bengala que Mike Tyson tuvo como mascotas. Foto: Instagram @miketyson

El famoso boxeador Mike Tyson, sorprendió a sus seguidores en algún momento de su vida con 3 extravagantes mascotas: tigres de bengala. Te contamos por qué los sacó de casa.

Mike Tyson se ha convertido en uno de los mayores exponentes del boxeo, no solo por las increíbles peleas con las que deleitó a sus seguidores, sino por algunos de los escándalos en los que estuvo involucrado, como su tiempo en prisión por abusar de una modelo, el mordisco en la oreja que le dio a su contrincante Evander Holyfield, o incluso las mascotas extravagantes que en algún momento llegó a tener, como lo eran sus 3 tigres de bengala.

Respecto a esto último, el exboxeador se ha referido al tema en diferentes entrevistas y conversaciones con medios de comunicación y otros personajes públicos pues, aunque asegura que en dicho momento estaba loco pues es imposible domesticar al 100% un animal como esos, hace parte de una gran experiencia en su vida.

Precisamente, en un diálogo por Instagram con el rapero estadounidense Fat Joe, dio a conocer que mientras estaba en prisión se le ocurrió la idea de cambiar uno de sus autos de lujo por un animal exótico, motivo por el cual pidió que le llevaran un par de tigres o leones, y cuando salió ya lo estaban esperando en casa dos cachorros de tigre de bengala.

Posteriormente adquirió uno más, y los nombró Storm, Boris y Kenia; de hecho, los paseaba como si se tratara de cualquier otro animal doméstico y hasta dejaba que se durmieran en su cama; no obstante, fuentes extraoficiales aseguran que envió a Storm y a Boris a un santuario y se quedó solo con Kenia, con la cual tenía una conexión muy fuerte y se había convertido en su fiel compañera.

"Sentía un gran afecto por ella. La cuidé, dormía con ella, la tuve en mi habitación”, contó Tyson en entrevista con la ‘Revista GQ’; y es que, fueron 16 años los que esta felina estuvo en el hogar del exboxeador, hasta que finalmente tuvo que deshacerse de ella por los quebrantos de salud que comenzó a presentar, los cuales eran producto de su avanzada edad; “la tuve cerca de 16 años, pero ella se hizo demasiado vieja y tuve que deshacerme de ella cuando sus ojos y su cabeza empeoraron”, agregó.

Sin embargo, todo no habría sido color de rosas con su peculiar mascota, pues su instinto salió a relucir y resultó agrediendo a una persona, según relata al mismo medio; se trataba de una mujer que se metió sin autorización a su casa y quiso jugar con el animal, pero al generarle desconfianza Kenia se abalanzó sobre ella y le destrozó el brazo.

"Alguien saltó la cerca justo donde estaba el tigre y empezó a jugar con él. El animal no conocía a esta mujer y ocurrió un feo accidente. Saltó a la propiedad donde estaba el tigre. Cuando vi lo que el tigre le hizo a su mano, yo tenía mucho dinero en aquel entonces, entonces le di 250 mil dólares, porque ella estaba jodida", añadió.

Ahora recuerda aquel incidente y es consciente de lo desacertada que fue la decisión de haber tenido como mascotas a dichos tigres de bengala, pues a pesar de que son capaces de demostrar amor y convertirse en una gran compañía, es imposible domesticaros por completo y siempre van a representar un gran peligro.

“Yo era muy tonto en ese entonces. No hay forma de domesticar a estos felinos en un cien por ciento, no hay manera de que eso pase. Ellos te matan por accidente, no es que traten de hacerlo, lo hacen por accidente. Son demasiado fuertes, especialmente cuando juegas rudo con ellos. Los golpeas, de repente ellos te golpean a ti y estás muerto", dijo.

Artículos Relacionados

+ Artículos