Orígenes de la navidad

Natilla y Buñuelos

Sin duda, la navidad es la época más especial del año y en Colombia siempre será motivo de celebración, y es que es tan esperada por todos que desde finales del mes de octubre ya puede comenzar a apreciarse la decoración en casas y calles, el ambiente se torna diferente y el olor de la natilla y el buñuelo es inevitable.

¿Pero de dónde viene esta tradición?

La navidad significa sencillamente la llegada del Mesías, es el nacimiento del niño Jesús, el hijo de Dios prometido a la tierra para salvarla del pecado; fundamento cristiano cuya celebración se convirtió en una tradición que la iglesia católica española difundió en los países conquistados, entre ellos, Colombia.

La navidad es todo un estado de ánimo, es la felicidad suprema que conmemora la vida naciente de Jesucristo, es una condición humana que expresa regocijo y cuya finalidad principal es compartir con todos; hacer que las diferencias se apacigüen y poder disfrutar de un tiempo de concordia y de plena paz.

En Colombia es una tradición institucionalizada, aquí convergen costumbres que varían de región en región, hay gastronomía de todo tipo, música, religiosidad y un ambiente único que la convierte en una fiesta para grandes y chicos.

Iglesia Católica en Navidad

La Iglesia católica introdujo a la celebración sus rezos y cantos convertidos en novena y villancicos, elementos que alrededor de un pesebre y un arbolito recrean el nacimiento del niño Dios, unen a familias enteras que con devoción y mucha fe se acercan esperando siempre que el amor y el optimismo invada sus vidas.

Pero es que en la sencillez de un pesebre se basa la navidad, es allí donde nos mostramos humildes y elementales, la navidad existe para entender que Dios quiere que seamos humildes y compartamos con nuestros semejantes, quiere que cesen las diferencias y que entendamos que no existe nadie superior a nadie; envió a su hijo Jesús como uno más de los humanos pero con la grandeza celestial y el poder supremo de perdonar y limpiarnos del pecado.

La navidad tradicional está llena de jolgorio humano, pero qué importante sería reflexionar durante esta época, hacer una análisis serio de nuestro comportamiento en la vida y buscar la manera de tomar siempre el camino y la dirección correcta; la navidad es perdón y nacimiento una nueva y mejor vida. No olvidemos que el espíritu se fortalece si le damos a la navidad esa importancia que tiene para el alma y para el corazón.

Los colombianos heredamos los elementos europeos de la navidad, la decoramos con un Santa Clauss que no conocemos pero que es sinónimo innegable de la misma, ponemos bolas, moños y guirnaldas a un árbol al mejor estilo de los germanos que iniciaron esta costumbre y rezamos la novena, la más fiel muestra de la importancia de la iglesia en nuestra vida y que con sus cantos castellanos le ponen ese toque de devoción original.

Colombia vive la navidad con mucha alegría y cada una de las regiones se prepara y engalana para recibir esta época con lo mejor, la navidad es un regalo y debemos aprender a entenderlo, la navidad debe ser una época de reconciliación que inicie el primero de enero y finalice el 31 de diciembre. Que en esta navidad nuestro regalo para cada uno sea el pedir al cielo para que nuestros corazones vivan con la calma que la llegada del Niñito Jesús solo puede dar.