Colombia.com Bogotá Viernes, 20 / Jul / 2018

Colombianos crean dron de bajo costo, ideal para la vigilancia

El dron vuela hasta máximo cuatro metros y sigue mapas de referencia predeterminados.

Colombianos crean dron de bajo costo, ideal para la vigilancia
El dron vuela hasta máximo cuatro metros Foto: Agencia de Noticias UN

El prototipo pesa apenas 1, 2 kilos, su estructura está conformada por madera MDF de 5 mm -ideal para la fabricación de muebles-, tiene cuatro motores para impulsarse, tres controladores para velocidad, vuelo y señales de control remoto y un módulo de ubicación satelital para rutas y trayectorias.

Por ejemplo en Medellín, “si se quisiera sobrevolar el cerro El Volador, luego por la Facultad de Minas y luego dirigirse a al Hospital San Vicente Fundación, se podría trazar una ruta haciendo retroalimentación con un computador”, explica Oswaldo Andrés Giraldo Giraldo, estudiante de Ingeniería de Control de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Medellín, quien señala que al agregarle una cámara, el aparato podría tomar fotos o videos, por eso sería ideal para la vigilancia.

A pesar de ser liviano, el prototipo puede elevar más de tres kilos; además, mide 60 cm de largo y de ancho, y 15 cm de alto.

El estudiante de ingeniería destaca que uno de los aspectos esenciales de su innovación es la resistencia a los golpes –de hecho se creó un sistema que impide que las hélices se dañen-. También, que los soportes tienen un doble propósito: de aterrizaje y de  amortiguación.

Te puede interesar:  El robot repartidor llega a China

De igual manera, a la tarjeta controladora de vuelo –el cerebro del dron- van conectados los cuatro motores, de 1.000 revoluciones por voltio, el GPS y otro sistema satelital de telemetría, para medir altitud, orientación e inclinaciones de los diferentes lados del prototipo, lo que se hace mediante un computador.

Así mismo, a dicho “cerebro” están conectados el receptor de la señal del control remoto y los controladores; la función de estos últimos componentes es regular la potencia entregada a cada motor mediante cambios en los pulsos eléctricos.

Con respecto a su funcionamiento, el estudiante menciona que “una vez se tiene el vínculo, la batería (a 12,1 voltios y 5.000 miliamperios hora) se une a la tarjeta controladora de vuelo; después se enciende el control remoto y, por cuestión de seguridad, se realiza una serie de movimientos para desbloquearlo; así, la palanca que acelera el dron no se activa sin una dirección fija, pues podría causar un accidente”.

La innovación también incluye un programa informático que varía por canales; en el caso del dron son los cuatro motores y los modos de vuelo –tres-.  Uno es el Stabilizeque facilita la estabilidad a partir de movimientos sutiles del piloto, otro más deportivo denominado Loiter para tener un manejo más rápido y el último, Althold que permite el control de altura –se establecieron tres metros-.

Gracias al software Autodesk Inventor, el dron también varia de forma ya sea en H o en X. A pesar de todas las ventajas que ofrece el prototipo diseñado es muy económico, pues su costo promedio es de 864.000 pesos, mientras que los que se encuentran en el mercado ascienden a aproximadamente 2’500.000 pesos.

El prototipo se desarrolló en el Laboratorio de Física. Además del estudiante Giraldo también participaron Liceth Guerrero, John Jairo Castañeda Pineda y Adrián Chamorro, de Ingeniería Física de la U.N. Sede Medellín.