Actualización: Sáb, 20 / Jul / 2019 8:23 pm
Colombia.com Bogotá Sáb, 20 / Jul / 2019 7:41 pm

Las “computadoras humanas” detrás del éxito de la NASA

Estas mujeres rompieron muchas barreras sociales y llevaron al hombre a la Luna

Las computadoras humanas tras el viaje a la Luna
Katherine Johnson, Mary Jackson y Dorothy Vaughan. Foto: Twitter @ColectivoNUM

El 20 de julio de 1969 pasaría a la historia como el día en el que el hombre realizó su primera caminata sobre la superficie lunar. Neil Amstrong posaría sus pies sobre el satélite y diría la icónica frase: “Es un pequeño paso para el hombre; un gran salto para la humanidad”:

La misión había empezado muchos años antes, en medio de estudios y análisis que cientos de personas realizaban en la NASA para prever la trayectoria que debía seguir el módulo con los astronautas a bordo. No solo de ida, también de vuelta.

Eran cálculos difíciles de hacer. Las computadoras, tan populares hoy en día, aún no estaban tan avanzadas como para hacer dichos análisis por sí solas. Por ello existía un grupo de mujeres con la inteligencia suficiente como para realizar dichos cálculos y llevar sanos y salvos a los astronautas por el espacio exterior.

Eran conocidas como “las computadoras humanas” y para aquella época eran todo un hito de la ciencia, aunque públicamente no se reconocía su labor. ¿La razón?, eran mujeres y eran afroamericanas. En aquellos años el papel de la mujer en la ciencia no era tomado en serio y el racismo era amparado por las leyes estatales, por lo que estas mujeres eran unas revolucionarias que día a día rompían estereotipos y brechas sociales.

Estas maravillosas mujeres son Katherine Johnson, Dorothy Vaughan y Mary Jackson, tres matemáticas afroamericanas que estuvieron a cargo de calcular las trayectorias de la misión Mercury Atlas 6, Apolo 11, Apolo 13, además de analizar el diseño de los combustibles, construir cohetes y desarrollar antenas de comunicación para los astronautas.

Katherine Jhonson

Katherine Jhonson nació al oriente de Virginia en 1918. Desde muy joven demostró talento para los números y gracias al apoyo de sus padres logró terminar sus estudios secundarios. En algunas de las escuelas de la época no estaba permitido que los afroamericanos estudiaran más allá de octavo grado.

Posteriormente ingresó a la Universidad Estatal de Virginia Occidental donde se graduaría summa cum laude en matemáticas y francés. Gracias a sus habilidades con los números fue contratada en la NACA (National Advisory Committee for Aeronautics), que más adelante se convertiría en la NASA. Allí fue asignada a la West Area Computers, sección supervisada por la matemática Dorothy Vaughan

Jhonson estuvo también apoyando el área de Guía y Control de la División de Investigación de Vuelo de Langley y el área de Controles de Naves, donde calcularía la trayectoria de Alan Shepard, el primer estadounidense en viajar al espacio. También fue la responsable de verificar los cálculos de la computadora que analizó la órbita de Jhon Glenn, el primer ser humano en recorrer la órbita de la tierra. Además, fue la responsable de devolver con vida a la tripulación del Apolo 13 luego de abortar la misión por una explosión inesperada.

Dorothy Vaughan

Nació en Kansas, Misuri, en 1910. En 1929 se graduó como Licenciada en Ciencias Matemáticas en la Universidad Wilberforce. En 1943 ingresó a la NASA gracias a una Orden Ejecutiva del Presidente Franklin D. Roosevelt, en el que prohibía la discriminación por raza o religión para defender la industria. Vaughan se hizo cargo en 1949 de la supervisión de la West Area Computers, donde trabajó con otras mujeres afroamericanas especialistas en matemáticas.

Vaughan fue una gran defensora de los derechos de las mujeres, por lo que siempre luchó por mejorar las condiciones para sus compañeras y para que se reconociera el trabajo de las mujeres en materia de ascensos y aumento de sueldos. Dorothy fue la primera mujer afroamericana en llegar a un alto cargo dentro de la NACA, posteriormente NASA.

Mary Jackson

Por su parte, Mary Jackson nació en Hampton, Virginia, en 1921. Se graduó con altos honores de la escuela George P. Phenix y posteriormente en matemáticas y ciencias físicas del Hampton Institute en 1942.

En aquella época las opciones laborales para ella eran muy limitadas, por lo que se desempeñó como profesora de una escuela negra en Maryland. Posteriormente en 1951 logra ingresar como computista en el Centro de Investigación de Langley de la NACA, donde trabajó bajo las ordenes de Dorothy Vaughan.

Más adelante colaboró en la creación del Tunel de Presión Supersónico con el que se estudió la velocidad del sonido. Jackson se convertiría en la primera mujer negra con el grado de ingeniera en la NASA, esto tras realizar estudios en la Universidad de Virginia, una institución que para aquella época solo dictaba clase a gente blanca. 

La historia de estas tres mujeres fue llevada al cine bajo el nombre de Hidden Figures. Película estrenada en el 2017 y nominada a varios Premios Óscar.

 

Alejandro Poveda - Colombia.com