Por: Camila Méndez Sastoque • Colombia.com

Los datos personales y bancarios suelen comercializarse en cantidad en la zona oscura del internet

Protege tus datos personales asegurándote de no brindar información a todo tipo de páginas web que los solicitan.

Foto: Shutterstock
Foto: Shutterstock

Protege tus datos personales asegurándote de no brindar información a todo tipo de páginas web que los solicitan.

Desde la llegada del internet y el acceso fácil de la información a este mundo, se empezaron a aprovechar estos datos para diferentes actividades como generar bases de datos, encontrar clientes, encontrar amigos, identificar gustos potenciales para atraer visitas a negocios digitales y demás, sin embargo, el uso de esto también se tornó hacia un lado muy poco agradable.
 
La Dark Web es un lado oscuro y lleno de peligros, la naturaleza de este mundo digital está basada en el anonimato y ofertas ilícitas, actividad cibercriminal, fraude financiero, comercio ilegal y amenazas a la privacidad personal. 
 
En este lado oscuro de la web, el dinero se mueve en grandes cantidades, pues cada información tiene un valor determinado tanto por compradores y vendedores. Al momento de ingresar datos personales en una página web, se corre el riesgo de que esto se filtre a la dark web, especialmente si las páginas no cuentan con protección de su información ni para la de sus usuarios.
 
En los datos que pueden ser robados y comercializados hay una gran cantidad de información, como nombre, direcciones, fecha de nacimiento, números de tarjetas, débito y ahorro, entre otros, por ende en muchas ocasiones los ciberdelincuentes ya conocen a detalle nuestra información personal.
Empresas especializadas en brindar protección a las plataformas digitales han pactado diferentes métodos para seguir brindando la máxima seguridad y privacidad del acceso a la información privada de una empresa. Según ESET, los factores más influyentes que generan precios elevados en este mundo digital oscuro son:
 
Tipo de información: Los datos financieros son los más costosos, pues con ellos se pueden realizar estafas o robos a los usuarios.
 
Calidad y frescura: Si estos datos son actuales y contienen variedad de información, también suelen tener un alto valor.
 
Demanda del mercado: Esto es importante, pues no todo el tiempo se comercializa la misma información, así que si un tipo de dato está siendo muy solicitado puede costar más.
 
Riesgo de exposición: Entre menor riesgo de rastreo tenga la información será mejor, pues si se llegará a rastrear quién ha cometido el daño digital, caería el usuario, cosa que no le conviene a los hackers y ciberdelincuentes que se dedican a estas malas prácticas.

Artículos Relacionados

+ Artículos

Lo más leído en Tecnología

Lo más leído en Colombia.com