Colombia.com Bogotá Lunes, 17 / Dic / 2018

Miedos infantiles: actividades que ayudan a superarlos

Miedo a los lobos, a los ladrones, a las abejas, a la oscuridad, a las brujas, a los payasos, al agua, a la escuela, a otros niños. Todos los niños experimentan temores fugaces que marcan las etapas de su desarrollo.

Miedos infantiles: actividades que ayudan a superarlos
El juego puede convertirse en un espacio de emergencia de impulsos agresivos. Foto: Pixabay

El miedo se experimenta en diferentes períodos de la infancia y en diferentes grados. Incluso si el miedo no tiene buena prensa entre los padres, es una emoción universal como la alegría, la tristeza y la ira, todos ellos necesarios para la construcción de la personalidad. Advierte de peligros, permite detectarlos y ayuda a proteger la integridad del cuerpo.

La influencia de los videojuegos

Muchos padres están preocupados por el impacto de los videojuegos en sus hijos. A veces se teme que provoque una confusión entre lo real y lo virtual. Otra de las creencias suele ser que el juego provoca en el niño la necesidad de cometer actos agresivos o que arruina la imaginación.

Los videojuegos de zombies, vampiros o fantasmas, ¿son adecuados para los niños? En primera instancia debemos conocer cómo un juego puede ser una herramienta de aprendizaje.

Los miedos y frustraciones: la herramienta de los juegos

Es cierto que el juego puede convertirse en un espacio de emergencia de impulsos agresivos. Esto puede ser entendido como una forma en la que el niño puede ensayar su tolerancia a las frustraciones y tensiones acumuladas durante el día.

Esta dificultad para comprender el interés del niño en el juego se basa en una combinación de varios elementos:

  1. En primer lugar, en virtud de lo que podría describirse como una "brecha generacional", el proceso de identificación es mucho más difícil de establecer para algunos padres.
  2. Los propios padres tienen una relación "sagrada" con la imagen, especialmente a través de la televisión, que solo les permite ser simples receptores. Hay algo inquietante al ver a sus hijos "manipular" esta imagen como parte del juego.
  3. Los padres olvidan fácilmente los juegos de sus propios hijos que también incluían esta dosis de violencia (los vaqueros y los indios se disparan entre sí tan fuerte como la mayoría de los videojuegos).

¿Qué capacidades se estimulan con los videojuegos?

El juego rompe con los mecanismos de la pedagogía clásica, llamados hipotético-deductivos, al permitir experimentar y aprender precisamente al cometer errores.

También notamos que con la repetición de las pruebas, el juego requiere cierta perseverancia y obliga al jugador a una restricción necesaria si quiere obtener una victoria y el que la acompaña.

Esta valorización es particularmente buscada para los niños en el fracaso escolar. El juego les permite tranquilizarse permitiéndoles luchar contra estas "supuestas incompetencias" y obtener éxitos que faltan en sus vidas diarias.

¿Hay una conexión entre el juego y la crianza?

El videojuego es claramente un nuevo tema en la autoridad parental. La pregunta es la capacidad de los padres para emitir y hacer cumplir los límites.

En esta perspectiva, es esencial que haya un diálogo real dentro de la familia sobre qué es el videojuego, sus usos y sus códigos. El niño acepta mejor los límites si tiene la sensación de que los padres saben de qué están hablando y conocen los juegos que juega.

Al valorar las victorias del niño, las palabras de los padres ganan el peso que van a necesitar cuando intenten respetar los límites.

Por encima de todo, es importante enfatizar el riesgo de una "prohibición" del juego. Esto no solo es perjudicial, sino que es verdaderamente una puerta al futuro del niño que se encuentra cerrada.

Redacción Tecnología - Colombia.com