Colombia.com

Parque Nacional Natural Tatamá

La ruta inicia en Manizales tomando la carretera que conduce a Santuario, pasando por la vereda Los Planes de San Rafael, de allí el camino llega a la hoya del río San Rafael encontrando la cabaña del Ministerio del Medio Ambiente a unas dos horas, y posteriormente se inicia el recorrido para arribar a los páramos, un recorrido sin igual que toma aproximadamente 6 u 8 horas.

Parque Nacional Natural Tatamá
El parque es conocido por su geografía agreste Foto: Parquesnacionales.gov.co

La magia vive

La ansiedad se hace cada vez más grande, y es que no es para menos, el Parque Nacional Natural Tatamá es una joya invaluable a nivel mundial, es una reserva natural  apetecida por los científicos, exploradores y simples vacacionistas que desean encontrar ciencia, aventura y descanso. Con una extensión de 51.900 hectáreas, este verde territorio se encuentra ubicado entre los departamentos de Chocó, Valle del Cauca y Risaralda, una razón más para visitar este magnífico parque.

Pero, ¿Cuál es el atractivo de este lugar del cual hablan en el mundo entero?  Y no es necesario decirlo con palabras, la respuesta se encuentra adentrándose en estas mágicas montañas revestidas de humo blanco que poseen una riqueza de flora y fauna única en Colombia, su majestuosa hidrografía y su excelente estado de conservación hacen de este ecosistema un paraíso en esta patria de tesoros naturales.

Se encuentra catalogado como el PNN #36 en la lista de protección de áreas naturales del SINAP. Foto: Parquesnacionales.gov.co

Y si esta breve reseña no es suficiente, el clima habla por sí solo y permite ver qué tipo de travesía se puede vivir allí; se tiene para la vertiente occidental una temperatura de entre 3°C y 15°C y para la vertiente oriental de 4°C y 16.7°C respectivamente, una montaña rusa sin duda.

El oso de anteojos, el borugo de páramo, el ratón de monte, dantas, pumas y puerco espines ven  desde el suelo el correr del tiempo a través de una naturaleza que se resiste a ser intervenida por el hombre, así mismo el tucán de montaña, los carpinteros, los gallitos de roca, las tangaras  y colibríes entre otros, llevan en su vuelo el privilegio de contar con el esplendor de un hábitat virgen. Es por ello que el Parque Nacional Natural Tatamá es un destino perfecto para visitar y llevarse impregnado el encanto que vive en la naturaleza de estas tierras.

Este parque no cuenta con infraestructura para hospedarse debido a que el objetivo es  su conservación, pero se puede acampar en las zonas destinadas para ello, así que si lo que se busca es un contacto directo con la pacha mama esta es sin duda la mejor elección para el reencuentro con el espíritu por medio de la madre naturaleza.

En su territorio nacen afluentes que drenan en las vertientes de los ríos San Juan y Cauca. Foto: Parquesnacionales.gov.co

Así que sin pensarlo dos veces, la elección para el descanso y el descubrimiento es el Parque Nacional Natural Tatamá, la manera más especial de liberar la mente y recargar energía para enfrentarse al caos de la rutina diaria.

¡La Magia vive! Y lo hace  en el santuario que encontramos en esta linda región de Colombia y en las historias que cuentan quienes tienen la fortuna de apreciar  todo el esplendor de estos bellos páramos que por supuesto se quedan en el alma.

Ubicación

Se encuentra Ubicado entre los municipios de San José del Palmar en el departamento del Chocó, Pueblo Rico, Santuario y La Celia en el departamento de Risaralda y el Águila en el departamento del Valle del Cauca, sobre la Cordillera Occidental.