Colombia.com Bogotá Lunes, 06 / May / 2019

Cómo bajar de peso sin enloquecer en el intento

¡Quiero bajar de peso! Es lo que repites una y otra vez, haces dieta, ejercicio y como no te funciona nada empiezas a buscar en la web quién nos de una respuesta, nos anime, o cuando menos, esté viviendo la misma tragedia que nosotros.

Cómo bajar de peso sin enloquecer en el intento
Comerte una huerta de lechugas no te ayudará a bajar de peso. Foto: Shutterstock

Suena exagerado decir que es una “tragedia” no bajar de peso cuando lo estamos intentando todo, pero así es, se vuelve frustrante pasar más de una hora diaria en el gimnasio, comernos una huerta al día y para rematar aplicarnos cuanto producto nos aconsejan para ser esbeltas o esbeltos y pese a lo anteriormente descrito no bajamos ni un gramo.

Parece que la balanza ha iniciado un juego macabro en contra de nosotros, hasta pensamos que se ha dañado, pero lastimosamente no es así. Aunque no te brinde la solución concreta que estás buscando, te daré un par de consejos que pueden ayudar a mantener tu voluntad y lograr los resultados que deseas.

Si solo estás ejercitándote y no ves grandes resultados, eso podría indicar que no estás siguiendo la rutina adecuada y que además debes incorporar una dieta saludable, ¡ojo! Una dieta saludable no una jornada de inanición.

Foto: Shutterstock

Ten en cuenta que para que empieces a quemar esa grasita que odias ver en el espejo debes hacer ejercicio 30 minutos al día por 3 días a la semana ¡como mínimo!, no solo esto, debes hacer ejercicios de fuerza y de resistencia cardiovascular y variar tus rutinas cada mes para que tu cuerpo no se acostumbre al ejercicio y se estanque, comer saludable dejando de lado los azúcares, carbohidratos, alimentos procesados y por supuesto las exquisitas frituras que tanto nos derriten.

¿Qué difícil verdad? De solo leerlo ya te dio pereza y decidiste que mejor llevarás con orgullo tus llantitas. Pero como esto no solo ser trata de verse bien, sino de sentirse bien, hay que pensar en una estrategia efectiva, nada de malo tiene si tu cuerpo no se ve como el de las barbies de la televisión o los actores de Hollywood, por cierto, cuerpos que no tienen mucho que ver con la realidad, la figura que nos seduce y enamora es aquella que por su imperfeccion logra conectarnos con otro ser humano y hacen ver sensual esas curvas exuberantes, esas figuras de carne y hueso como tú o como yo.

Pero la cosa cambia cuando está en riesgo la salud, si ya no puedes correr dos cuadras para tomar el bus, subes dos pisos y necesitas tanque de oxígeno y sumado a ello sientes tu estómago como un globo… es evidente que no estás muy saludable que digamos.

Pero no nos vamos a lamentar, empezaremos a hacer algo por nosotros mismos, y voy a iniciar diciéndote que no intentes hacer todo cuanto lees, te dicen y se te ocurre.

¡Quiero bajar de peso!

Puedes iniciar por una caminata diaria de 30 minutos, pero no aquella que contempla el paisaje, la que en verdad te sirve es la que eleva tu ritmo cardiaco, tipo marcha, puedes hacerlo durante un mes y después puedes incorporar ejercicios de fuerza por unos 20 minutos, por ejemplo, levantar peso con tus brazos o piernas con unas mancuernas de 1 kilo para iniciar y a medida que te vuelves más fuerte incorporarás unas más pesadas.

Si no tienes mancuernas puedes hacerlo con bolsas de arroz o botellas de agua, esta rutina hará que tus músculos crezcan y desplacen la grasa fuera de ti, así ganaras resistencia y perderás grasa de una manera efectiva y sana.

Recuerda que debes escuchar a tu cuerpo y no sobre esforzarte, todo lo debes hacer a un ritmo adecuado, puedes descargar rutinas de profesionales en entrenamiento físico, ellos te darán las pautas adecuadas para ver resultados y no lesionarte.

Después de tener un par de meses o más ejercitándote de esta manera es hora de ir más allá, ¡llegó la hora de la dieta! Pero no te asustes, no es aguantar hambre, es comer de manera saludable y quedar satisfecho, y para ello podría darte mil dietas, pero como lo importante es cuidar tu salud, te debes asesorar por un nutricionista para que te proporcione la alimentación adecuada para cada caso, aunque con sentido común todos sabemos cuáles alimentos nos hacen mal.

Lo ideal no es iniciar al tiempo la dieta, el ejercicio, la crema milagrosa, el masaje reductor, no señores, si inician de a poco y van subiendo un peldaño cada cierto tiempo todo se va a convertir en un estilo de vida y no un episodio más de ella. Inicia el ejercicio paso a paso, ve retirando de la dieta lo que no te conviene paulatinamente y toma suficiente agua, si quieres ayudarte con una crema o un masaje lo puedes hacer, pero recuerda que es una ayuda, sin esfuerzo físico ni una buena nutrición no surtirán efecto las “ayuditas extra”.

Se trata de llevar el ritmo de cada uno y no frustrarse, incluso te puedes dar ciertos permisos de vez en cuando, un pequeño helado, una hamburguesa y hasta una copa de vino, pero que sea una vez cada mes o dos meses, no algo frecuente, y si sucumbes ante la tentación no te preocupes ni te sientas mal, retoma cuanto antes tus buenos hábitos y piensa que lo que has hecho y a donde has llegado vale la pena, eso te dará el valor suficiente para continuar, tu esfuerzo es muy importante como para tirarlo a la basura por unos “antojitos”.

Foto: Shutterstock

Todas las personas fitness que ves no se hicieron de la noche a la mañana, muchas de ellas sufrían de sobrepeso y tardaron algunos años para tener la figura ideal. La belleza no tiene un estándar, eso lo ha impuesto el consumismo, el estándar lo debes poner tú, que lo que veas en el espejo te guste y te brinde salud.

No te obsesiones con el cuerpo perfecto, sí, hay que esforzarse, pero con calma y acompañamiento médico. No desfallezcas, siempre llegarán momentos de debilidad pero tu voluntad y manejo mental serán la clave para lograr el cuerpo que TÚ sueñas.

Juan Carlos García Sierra - Colombia.com