Actualización: Lun, 17 / Jun / 2019 9:47 am
Colombia.com Bogotá Lun, 17 / Jun / 2019 9:45 am

El herpes neonatal casi le cuesta la muerte a un bebé

Esta grave enfermedad atacó al niño después de que una persona portadora del virus le diera un beso.

El herpes neonatal casi le cuesta la muerte a un bebé
Un "beso mortal" debido a la úlcera bucal. Foto: Shutterstock

Noah es el nombre del bebé que se vio afectado debido al contagio de herpes simple tipo 1 (HSV1) que casi cobra su vida, pues para los bebés es altamente contagioso y alarmante, ya que el niño, a su corta edad, no cuenta con un sistema inmunológico que pueda ayudarlo a combatir este tipo de virus.

Este virus es poco frecuente en bebés o niños de corta edad, sin embargo, cuando se presenta, puede generar una discapacidad a nivel neurológico duradera y, en ocasiones, es tan grave que puede llevar hasta la muerte al menor.

El contagio se da por medio de besos cuando la persona que lo brinda tiene una úlcera bucal y se acerca al bebé, pues como anteriormente se mencionó, no cuenta con el sistema inmune totalmente desarrollado para poder combatir este virus.

Foto: Shutterstock

Noah tenía un mes cuando su madre comenzó a notar que algo extraño le estaba sucediendo, pues comenzó a salirle un brote alrededor de los ojos y a irritarse, lo cual despertó su atención.

La madre le comentó a BBC radio 5 que los ojos de su hijo comenzaron a hincharse y además, formaron costra. Pasados los días, notó que su bebé tenía ampollas, por lo cual decidió acudir de urgencias al pediatra que lo remitió a un hospital inmediatamente.

Los médicos realizaron los exámenes de rutina, pero en ningún momento detectaron que el bebé estuviera sufriendo de herpes neonatal. Fue por medio de una publicación en Facebook que la madre notó que su hijo tenía los síntomas y alarmó a los médicos para que identificaran si esa era la anomalía que estaba atacando el cuerpo de su bebé.

“Logramos detectarlo a tiempo, antes de que pasara a ser una enfermedad sistémica y comenzara a afectar todos sus órganos vitales”, narró la madre del menor.

Foto: Shutterstock

Dado a que el brote estaba adueñándose de los ojos del bebé, los médicos y la madre se alarmaron al pensar que podía quedarse ciego, pero gracias a la prontitud del diagnóstico, no pasó a mayores.

Esta enfermedad bastante rara, se presenta en 10 de cada 100.000 niños a nivel mundial según la Organización Mundial de la Salud (OMS), incluso, no se puede erradicar totalmente, pues, aunque el virus se controle, siempre se encontrará en el organismo de la persona que lo contrajo, por lo tanto, la recomendación de los expertos es no dejar que personas extrañas o incluso familiares de los cuales no se conozca su historial médico, se acerquen al bebé en su primera etapa.

Redacción Vida Sana - Colombia.com