Actualización: Jue, 14 / Feb / 2019 4:55 pm
Colombia.com Bogotá Jue, 14 / Feb / 2019 11:23 am

Infidelidad: Así podrás descubrir si tus sospechas son ciertas

La infidelidad es una situación que actualmente se presenta con frecuencia en las parejas y esto es debido a varios factores, el principal: La falta de comunicación.

No te quedes con la duda. Foto: Shutterstock
No te quedes con la duda. Foto: Shutterstock

Se estima que el 30 % de las personas son infieles, siendo los hombres los que se llevan el triunfo con un 35  %, mientras que las mujeres les pisan los talones con una probabilidad de infidelidad del 26 %.

Si sientes que la relación con tu pareja está decayendo, que comenzó a ser más distante y tu sexto sentido te dice que algo anda mal, con unas sencillas preguntas podrás llegar a una conclusión, eso sí, si no le has encontrado nada en concreto es bueno que puedas hablar respecto al tema y salir de dudas.

¿Qué preguntas debes realizarte?

Ten en cuenta que con estas preguntas podrás análisis de mejor forma el contexto, más no significa que tus conclusiones sean 100 % exactas. Sin embargo, cuando el río suena, piedras lleva. ¡Sal de dudas!

1. ¿Has encontrado maquillaje, le has tomado algún olor desconocido o facturas a lugares que no frecuenta contigo?

Si tu respuesta es sí, es un gran indicio de que algo está sucediendo pues el maquillaje en su ropa determinaría una relación muy cercana con alguna persona. El olor a perfume desconocido solo podría impregnársele cuando hay abrazos de por medio o algún tipo de contacto físico y las facturas ¡esto si ya sería la cereza del pastel!

2. ¿Cambia con frecuencia sus versiones o titubea al responderte?

Un mentiroso debe contar con una excelente memoria y si eso está en su contra, podrás descubrir inconsistencias en las historias. Si preguntas continuamente respecto a un suceso en específico y su respuesta varía, es más que obvio que hay una mentira detrás. 

Si por otro lado titubea al responderte cuando le haces por primera vez una pregunta, puede ser por dos razones (démosle el beneficio de la duda): la primera porque está recordando con exactitud lo que pasó y quiere comentarte al detalle, la segunda que miente y debe armar una historia en su cabeza. Tú decides con cuál te quedas.

3. ¿Ni por las curvas puedes tocarle su celular y no responde ni lee los mensajes delante de ti?

Generalmente una persona infiel se refugiará en los famosos “espacios personales”, pero esto no debería ser una excusa, pues que le llegue un mensaje y pueda mirar su teléfono con naturalidad generará confianza, si por el contrario evita tomarlo o ignora su celular cuando se encuentra cerca a ti, quizás pueda ser una alerta, a final de cuentas ¡el que nada debe, nada teme!

4. ¿Le entran llamadas y se aleja porque son llamadas “de trabajo”?

Si esa es su razón, primero hay que pedirle a tu pareja que sea más creativa y segundo, te están viendo la cara. Está bien que suceda una vez cada mil años y no conteste por el sencillo hecho de querer compartir tiempo de calidad contigo, pero si esto es frecuente, algo está pasando y es mejor confrontarlo que seguir con la duda.

5. ¿No puede llamarte ni siquiera a su hora de almuerzo y habla entre dientes cuando te llama del trabajo?

La gracia sería no juzgar esta acción si sucede una vez porque se encuentra su jefe en el lugar de trabajo, pero dejémonos de mentiras: A la hora de almuerzo el tiempo el empleado puede distribuirlo para lo que desee. Y si al llamarte en ese contexto notas que se aleja de las personas para hablarte y además su tono es anormal, algo está pasando. ¡No se diga más!

6. ¿Ahora nunca tiene plata para ningún tipo de plan?

Si antes no era un problema el tema económico y aunque no sobrara, tampoco faltaba pero ahora todo el tiempo hay quejas de su parte, esto puede ser una señal. Si necesitó endeudarse y es de tu conocimiento, debes entender, pero si por el contrario sus responsabilidades siguen siendo las mismas, es bueno hablar del tema.

7. ¿Su comportamiento ha cambiado notoriamente?

Si antes era una persona atenta, preocupada, amorosa y proponía ciertas cosas que ahora no, puede que esté tomando la iniciativa o realizando sus planes con alguien más. Pero esto no solo lo puedes ver con su comportamiento, sino con su forma de llevar la relación, si ya no está pendiente de ti como antes y al comentarle tus inconformidades con la relación ya no se preocupa: blanco es, gallina lo pone y frito se come.

8. ¿Cuándo está contigo no se arregla pero al salir a su trabajo u otros sitios tiene en cuenta hasta el último detalle?

Si por “cosas de Dios” comienza a preocuparse de un momento a otro por su apariencia física y no suele hacerlo al verse contigo o cuando están juntos, esto podría ser otro punto a favor de la infidelidad.

9. ¿Su actitud es violenta cuando hablas respecto a la intimidad o sobre tus dudas?

¡Pero señorita Laura, no se deja hablar!, si tu respuesta a esto también es “sí”, apague y vámonos.

Todos los aspectos en una relación son importantes y si tu pareja ahora no lo considera así, por algo es. No nos hagamos los ciegos.

Recuerda que el respeto es un factor fundamental en las relaciones de pareja, si tu deseo y los términos de tu relación se establecieron bajo los de una “relación abierta”, no hay nada que refutar, pero si por el contrario estás brindando a tu pareja exclusividad y han aclarado ese punto, es bueno que salgas de dudas y le des paso a una conversación donde pidas honestidad.

Juliana Palomino - Colombia.com