Actualización: Lun, 07 / Dic / 2015 3:01 pm
Lunes, 07 / Dic / 2015

Cinco motivos por los que no debes cambiar a tus amigas por una relación

Cuando iniciamos una relación, nos entregamos al 100% por lo que nos olvidamos de nuestras amigas y la diversión. 

Cinco motivos por los que no debes cambiar a tus amigas por una relación
Cinco motivos por los que no debes cambiar a tus amigas por una relación

Debes continuar saliendo y hablando con tus amigas, ellas nunca te dejarán sola. Date un espacio para seguir compartiendo momentos con ellas, que tu relación no sea un obstáculo para hacerlo. Aquí te damos 5 motivos por los que no debes cambiar a tus amigas por ninguna relación:

1. Te apoyan en todo

Cuando tu relación esté en armonía, perfecto. Pero, ¿a quién vas a recurrir cuando una chica extraña le de like a las fotos de tu novio y necesites averiguar quién es? Tus amigas serán las encargadas de descubrir de quién se trata, te apoyarán en todo sin pensar que es absurdo y no te dejarán sola.

2. Son las compañía perfecta

Posiblemente tu novio no quiera acompañarte al spa, a que te hagan las uñas, te cambien de look y todas esas cosas que sólo las mujeres entendemos y disfrutamos hacer. Y si lo hace, no disfrutarás de una buena compañía. Las amigas siempre van a ser la compañía perfecta para estos momento de chicas.

Te puede interesar: Hombres deben salir dos veces a la semana con los amigos

3. Te conocen casi a la perfección 

Haz compartido tantos momentos con ellas que posiblemente terminen la frase que tú inicias. No hay nada que puedas ocultarles y eso es perfecto. Conocen las peor versión de ti y aún así están a tu lado para aconsejarte y apoyarte en todo.

4. Serán tu soporte

Si tu relación no es como la de los cuentos de hadas y no termina con una final feliz, ¿quién te apoyará y consolará cuando tu relación termine? No habrá mejor soporte que las palabras y la presencia de tus amigas, sin ellas, sería mucho más complicado salir de esto, ¿no crees?

5. Necesitas tu espacio

Recuerda que una relación no debe ser asfixiante. Debes darte tu espacio para los otro aspectos de tu vida, amigas, familia, entre otras cosas. Si tu relación no te permite darte un respiro, posiblemente no tenga un final feliz.

Fuente: whatthegirl.com