Actualización: Lun, 14 / Feb / 2011 2:02 pm
Lunes, 14 / Feb / 2011

La verdad sobre los alimentos afrodisíacos

En este día de  San Valentín, o el día de los enamorados, una buena idea para cautivar a nuestra pareja es organizar una cena romántica.

La verdad sobre los alimentos afrodisíacos
Muchos sugieren entonces preparar comida afrodisíaca, seguros de que ciertos alimentos -como las frutas secas, los mariscos o los dulces- tienen el poder de estimular el deseo sexual de todas las personas.   Ahora bien, ¿existen  verdaderamente ingredientes afrodisíacos que exaltan por seguro la libido?

Para la sexóloga Rinna Riesenfeld, los alimentos afrodisíacos, como tales, en realidad no existen.
“La gente se va con el poder sexual de los mariscos o las frutas, porque es lo que han escuchado. Pero como afrodisíaco, de acuerdo con investigaciones, puede considerarse cualquier alimento que tiene un sabor que le guste a la gente”, comenta en una entrevista al sitio sumedico.com.

“El chocolate, por ejemplo, que es estimulante, puede ser considerado como un afrodisíaco para algunas personas, aún cuando a otras no les provoque nada. Todos los alimentos que estimulan el organismo deberían considerare afrodisíacos. También los alimentos que nos nutren y son ligeros, porque después de comerlos estamos más vigorosos, con más ganas, con mejor humor, a diferencia de cuando comemos alimentos pesados”, indica Riensenfeld.

En realidad, si queremos tener una velada memorable, lo mejor es cocinar un plato que les guste a ambos y que no sean “muy pesados”, con alto contenido de grasa.   Para tener mayor chance de generar cierto climax, se recomienda también preparar comidas donde se utilicen los dedos, que contengan ingredientes coloridos y se puedan compartir.

En cuanto a las bebidas, un vaso de vino puede ayudar a relajar y ayudar a excitarse y el café es válido para terminar la cena ya que la cafeína estimula la circulación sanguínea.

No hay que olvidarse de la ambientación: pensar en detalles como el de poner música melódica, velas, y preparar una linda mesa con cubiertos y manteles especiales sin dudas hará más placentera la cena y su pareja notará la dedicación que puso en planear el momento.

Estos detalles, junto a una  comunicación amena y una buena dosis de besos, caricias y miradas, asegura más que cualquier comida afrodisíaca por sí misma, una inolvidable noche de San Valentín.

Impre.com