Actualización: Jue, 03 / Mar / 2011 1:01 pm
Jueves, 03 / Mar / 2011

El recipiente plástico, un aliado para la dieta cardiosaludable

"Debemos escoger bien el tamaño del recipiente, pues puede favorecer el que acabemos compensando también con el temido picoteo", asegura una experta.

El recipiente plástico, un aliado para la dieta cardiosaludable
La directora general de la Fundación para el Fomento de la Salud, Joima Panisello, asegura que para quienes deben comer habitualmente en el trabajo el uso de “cocas” pueden ser el "mejor aliado" para seguir una dieta cardiosaludable ya que permite variar en la frecuencia de consumo de los diversos alimentos.

Según reconoce la experta, que participa en la 16 Reunión Nacional de la Sociedad Española de Hipertensión-Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial, SEH-LELHA, "la rutina laboral puede llevar a abusos de platos precocinados y otros alimentos ricos en grasas saturadas, sodio y ácidos grasos 'trans', abuso de fritos, conservas o guisos demasiado calóricos".

Sin embargo, Panisello asegura que se puede "mantener el equilibrio nutricional y económico sin caer en la monotonía", para lo que el 'tupper' es la mejor herramienta ya que muchos alimentos como el pescado, la pasta y las verduras se pueden transportar en el recipiente conservando todas sus propiedades.

"Debemos escoger bien el tamaño del recipiente, evitando tanto un exceso en las cantidades como que sea una porción escasa, pues puede favorecer el que acabemos compensando también con el temido picoteo", asegura esta experta.

En este sentido, reconoce que el "rey de la dieta saludable" sigue siendo el pescado, acompañado con una abundante ración de vegetales y carbohidratos procedentes del pan, el arroz y la pasta, preferentemente cereales.

"Una menestra de verduras, un plato de patatas con pescado, una fideuá de pollo y setas o una ensalada de arroz y carne son igualmente algunos de los platos saludables y equilibrados perfectos para llevar en un recipiente", sugiere la doctora.

Además, asegura que sea en plato o en recipiente de plástico, una dieta pensada para controlar el riesgo cardiovascular debe incluir entre cinco y nueve raciones de fruta y verdura diarias, así como productos lácteos.

Pero además de la dieta, un mejor control del riesgo cardiovascular pasa por rebajar el consumo de bebidas edulcoradas, ya que "las calorías y la elevada tasa de fructosa que contienen son factores desencadenantes de obesidad, riesgo de hipertensión e incluso pueden derivar en diabetes", según ha insistido el doctor Luis Miguel Ruilope, jefe de la Unidad de Hipertensión del Hospital Doce de Octubre de Madrid.

A su juicio, "el consumo moderado no tiene porqué ser perjudicial, pero si el hábito se repite diariamente podemos estar ante un consumidor crónico y por tanto, existirá más riesgo de desarrollar problemas cardiovasculares".

Para mejorar la elaboración de una buena dieta, el Club del Hipertenso ha lanzado en su nueva página web www.clubdelhipertenso.es una selección de recetas para que comer vuelva a ser un placer sin renunciar a una vida saludable.

El objetivo, según sus creadores, es convertirse en un espacio de referencia para el ciudadano en el manejo y control de la hipertensión arterial y el riesgo cardiovascular, además de mejorar el conocimiento y percepción que el paciente tiene de la hipertensión; educarles en varios aspectos relativos a su enfermedad e implicarles en el cuidado de su salud.

Salut.org