Actualización: Mié, 05 / Dic / 2018 10:14 am
Mar, 04 / Dic / 2018 10:40 am

Caminar adelgaza más que el GYM si sigues estas reglas

¿Te gustaría conocer como caminar podría ayudarte a adelgazar mas rápido que ir al gimnasio? Te aseguro que al saber cómo te ahorrarás mucho dinero, disfrutarás de unas buenas caminatas.
 

Caminar adelgaza más que el GYM si sigues estas reglas
Consejos para que trotar te funcione en vez de ir al Gym. Foto: Shutterstock.

Últimamente correr o caminar se ha convertido en la actividad física favorita. Incluso las aplicaciones móviles han servido de ayuda para medir la distancia y el tiempo recorrido, todo el mundo se ha contagiado; pero para las mujeres (y algunos hombres también), ¿es realmente la actividad ideal para bajar de peso?

Te puede interesar: Obesidad, una enfermedad que no se trata solo con dietas y ejercicio

Aquellos con unos kilos de más siempre se preocupan y más cuando no tienen el tiempo o el presupuesto suficiente para ir al GYM. Las pesadas máquinas, las encerradas caminadoras, y todo lo que conlleva un gimnasio no es para todos.

Por ello, aquí te traemos la alternativa más fácil y natura, la cuál es caminarLas caminatas constantes e intensas te pueden dar más beneficios de los que crees: mejoran tu capacidad respiratoria, reducen los problemas cardiovasculares, activan el metabolismo y ayudan a retener menos líquidos. 

No sólo eso, también puedes adelgazar caminando, pero debes seguir ciertas reglas para que veas los resultados. Aquí te decimos cuáles son: 

1. Ser constante

Para perder peso con la travesía es esencial que lo hagas con determinada frecuencia. Lo idóneo es pasear todos y cada uno de los días por cierto tiempo. Más si no te resulta posible trata de hacerlo de 3 a 4 veces a la semana. Esto es esencial para poder ver resultados.

2. Dispón de tiempo

Si buscas adelgazar caminando lo debes hacer mínimo treinta minutos día tras día que te comprometas a hacerlo. Esto te va a ayudar a sostener un Índice de Masa Anatómico más bajo y a adelgazase tu cintura, singularmente esas molestas ‘llantitas’ de la panza. Es importante siempre variar el entrenamiento. Para que puedas obtener resultados óptimos debes ir marcando distintas intensidades a lo largo del recorrido.

Por ejemplo, si caminas unos 30 minutos en total entonces puedes dividirlo en 6 partes de unos 5 minutos cada una, donde la primera parte es de calentamiento y la final es de enfriamiento. Nos quedarían 4 tramos que los usaríamos para aumentar la intensidad. Durante esos tramos podemos agregar otros ejercicios aeróbicos como subir y bajar escaleras o subir y bajar de un banco.

3. Regula tu velocidad

Sostener un ritmo incesante y veloz es esencial a fin de que puedas adelgazar caminando. Si andas lento asimismo favorecerás a tu salud, mas no vas a ver resultados significativos.

Trata de medir qué tan veloz andas a fin de que no bajes tu velocidad y seas cada vez mejor. Presta atención al movimiento de tus brazos, la contracción de tu abdomen, que no te encorves y en sostener las puntas de los pies levantadas la mayoría del tiempo.

Puedes comenzar a un ritmo más bajo e ir aumentando de forma progresiva. Además de esto esto te va a ayudar a abrasar más calorías, agrega estos intervalos a tus travesías al menos 3 veces por semana.

4. La técnica importa

Olvídate de grandes zancadas. Aquí no estamos intentando recorrer más en menos tiempo. Es probable que si intentas ir más rápido de tu ritmo natural al caminar alargues los pasos. Intenta acelerar el paso pero manteniendo siempre tu zancada natural, que sea el ritmo el que aumente y no la distancia de las zancadas. Puedes causarte una lesión en los ligamentos de la pelvis si no mantienes una correcta postura y técnica.

Es importante que mantengas la espalda recta, con tus hombros relajados y el pecho derecho. Cuando estés caminando, siempre mantén tus abdominales en tensión al igual que los glúteos. Y olvídate de mirar hacia abajo, tu cabeza debe estar derecha mirando al frente.

Cuando camines debes mantener el braceo. El movimiento de los brazos es importante para mantener la técnica y la postura. Coloca tus brazos flexionados formando un angulo de 90 grados con los codos y cierra tus puños.

Estudios han determinado que se pueden quemar hasta unas 124 calorías si se recorren unos 1.600 metros.

5. Usa la ropa y los zapatos adecuados

Esto es algo que muy pocos toman en cuenta. La ropa que usas debe ser adecuada para la ocasión. Los zapatos deben estar especialmente diseñados para caminar, trotar o correr.

Para la ropa, debes optar por una que sea de algodón. La ropa interior también debemos saberla elegir ya que una mala elección puede causarnos molestias o raspaduras.

6. Placer y no obligación

La última de las reglas para adelgazar caminando es la de no convertir esta actividad en algo tedioso. Debemos convertir este ejercicio en algo placentero que nos libere del estrés que sentimos en el día a día. Que nos permita salir de la rutina y liberar nuestra mente de las preocupaciones.

Puedes meditar mientras caminas. Olvídate de todos los problemas por un momento y tan solo observa el espacio en el que estás, aprecia la naturaleza y las cosas que te rodean.

Si no te motivas a salir caminar solo entonces anima a un amigo o familiar para que te acompañe. También puedes optar por buena música como acompañante.

¿Estás listo y lista para adelgazar caminando? Si quieres incluir esta actividad física en tu vida te recomendamos que seas constante y perseveres por un mes para que puedas ver los primeros resultados. Y recuerda que debes acompañarla de unos buenos hábitos alimenticios.

Puedes ver: