Actualización: Lun, 15 / Jul / 2019 11:07 am
Colombia.com Bogotá Lun, 15 / Jul / 2019 10:22 am

Tratamiento natural para enfermedades autoinmunes

Descubre cómo puedes tratar naturalmente las enfermedades autoinmunes utilizando tu alimentación.

Tratamiento natural para enfermedades autoinmunes
Incluye alimentos con poder antiinflamatorio. Foto: Cortesía

Si sufres de artritis, lupus, espondilitis, esclerosis múltiple o fibromialgia, estos consejos te ayudarán a aliviar el dolor, la inflamación y otros síntomas. 

Para realizar este artículo hemos utilizado los consejos de las nutricionistas de la comunidad de Nuevas Evas que se especializa en tratamientos naturales para enfermedades del sistema inmune.

1. Incluye aumentos con poder inflamatorio

Las enfermedades autoinmunes, especialmente los distintos tipos de artritis, enfermedad de Crohn tienen en común la inflamación que se relaciona con una respuesta inmune del cuerpo. La inflamación resulta parte del proceso de curación en varias lesiones comunes como un golpe, pero cuando la magnitud de la inflamación es alta, el cuerpo no puede enfrentarla y comienza a atacar a sus propios tejidos.

Es en estos casos es cuando resulta importante llevar una alimentación antiinflamatoria. Una dieta antiinflamatoria incluye alimentos ricos en agua y nutrientes como vitaminas, minerales con propiedades antioxidantes.

Estos alimentos incluyen frutas, verduras, aceite de oliva virgen de primera prensada en frío, semillas, frutos secos.

Las grasas omega 3 como también las grasas monoinsaturadas que se encuentran en semillas y palta y aceite de oliva inhiben sustancias inflamatorias como el factor de necrosis tumoral o interleuquinas 6

Por su parte la presencia de frutas y verduras ricas en carotenoides como los llamados beta criptoxantinas por ejemplo presentes en un vaso de jugo de naranja reducen el riesgo de artritis y la inflamación. Estos efectos reducen la actividad de las enfermedades autoinmunes y ayudan a disminuir el uso de medicamentos anti inflamatorios con aprobación del doctor del paciente. (1) (2)

2. Renueva la flora intestinal

La calidad de la dieta determina la composición de la flora intestinal. Una mayor inflamación producto de la dieta occidental rica en alimentos procesados y envasados se relaciona con una baja diversidad bacteriana en el intestino.

En cambio, un alto consumo de fibra cercanos a la recomendación de entre 25 y 38 gr se ha relacionado con una flora intestinal saludable al mejorar la calidad bacteriana.

Las dietas altas en fibra aumentan las bacterias saludables y limitan el ingreso de bacterias patógenas al intestino. Si no cuentas una flora intestinal saludable las bacterias pueden atravesar el intestino y llegar a los tejidos y aumentar la respuesta inmunitaria y por tanto la inflamación.

Una alimentación rica en alimentos vegetales, especialmente crudos durante 30 días se asocia con cambios positivos en la flora intestinal y una menor actividad de enfermedad autoinmune. (3) (4)

3. Alcanza un peso saludable

Diversos estudios han encontrado una relación entre la obesidad y el desarrollo de enfermedades autoinmunes. La obesidad contribuye al inicio y progresión de enfermedades autoinmunes. La prevalencia de la enfermedad intestinal inflamatoria se ha incrementado en los últimos 50 años en relación con la alimentación occidental y el aumento de la obesidad especialmente entre personas entre 50 y 70 años.

Un programa nutricional de reducción de peso permite disminuir el riesgo de artritis y enfermedad inflamatoria intestinal permite mejorar la eficacia del tratamiento y reducir la severidad de la enfermedad auto inmune y sus consecuencias. El tejido graso produce sustancias llamadas adipocinas que regulan la inmunidad y la inflamación que se alteran en la obesidad.

Especialmente la obesidad se asocia con un alto riesgo de tiroiditis autoinmune y esclerosis múltiple. En personas con obesidad es frecuente la deficiencia de vitamina D y la vitamina D regula la respuesta inmune. La obesidad también se relaciona con la alteración de la flora intestinal como mencionamos anteriormente.

Debido a que se asocia especialmente a hábitos alimenticios dañinos como productos ricos en grasa, azúcar y sal y exceso de calorías. A su vez la obesidad empeora el curso y el tratamiento de la diabetes tipo 1 y enfermedad de enfermedad inflamatoria crónica. (5)

4. Evita alimentos Envasados y Procesados

La evidencia científica ha comprobado que las grasas saturadas y trans se relacionan con un aumento de la inflamación y dolor en el cuerpo. Este tipo de grasas se encuentran principalmente en alimentos envasados y procesados como son galletas, panes, carnes procesadas, fiambres.

El mayor aumento de la inflamación se observa con un alto consumo de grasas, aceites refinados, papas fritas, snacks dulces y salados. Un incremento en la inflamación también se asocia con un incremento del consumo de alimentos de alto índice glicémico que son aquellos con alto contenido en azúcares y harinas refinadas.

Además de que estos alimentos son pobres en fibra y antioxidantes lo cual se asocia a una alteración de la flora intestinal. El incremento de la inflamación y el dolor producto del consumo de estos alimentos acelera el daño del páncreas y el desarrollo de la diabetes tipo 1.

Una mala alimentación vuelve más sensible al cuerpo al daño inmune y la destrucción de las células que producen insulina. La alimentación rica en estos alimentos en la madre durante el embarazo y en los niños en los primeros años influye en la aparición de la diabetes tipo 1 a edades más tempranas en niños predispuestos genéticamente. (1) (5) 

5. Recurre a Especialistas de Alimentación Autoinmune

Solo especialistas en alimentación autoinmune pueden asesorarte para llevar a cabo una alimentación adecuada que combate este tipo de enfermedades y mantener una dieta bien equilibrada al mismo tiempo. Restringir alimentos antiinflamatorios por tu cuenta sin conocer sobre nutrición y alimentación y reemplazarlos en forma incorrecta puede conducir a deficiencias alimentarias que ponen en riesgo tu salud.

Nuevas Evas ha diseñado tratamientos naturales para enfermedades inmunes que aconsejan que comer cada día mediante un plan de alimentación que incluye todas las comidas, bebidas y recetarios paso a paso. Además, durante el tratamiento se recibe ayuda de nutricionistas profesionales a quienes se puede realizar preguntas y recibir respuestas diarias.

Los tratamientos incluyen un libro con información científica para que comprendas el porqué de cada cambio en tu dieta habitual y como cada alimento seleccionado en el tratamiento cumple una función para curar tu enfermedad autoinmune.