Actualización: Mié, 22 / Dic / 2010 11:42 am
Miércoles, 22 / Dic / 2010

Los sonidos que se escuchan durante el sueño influyen en la memoria

El tan habitual y plácido sueño encierra más de un misterio. Uno de ellos involucra su importancia en la formación de la memoria.

Los sonidos que se escuchan durante el sueño influyen en la memoria

Una investigación realizada en la Universidad de Northwestern (Estados Unidos) encontró que los sonidos que se escuchan durante el descanso refuerzan los recuerdos a los que están asociados.

Dicho en otras palabras: por más profundo que se esté durmiendo, el cerebro sigue detectando los sonidos del ambiente y, además, estos influyen en la formación de los recuerdos.

Para llegar a estas conclusiones, los investigadores trabajaron con voluntarios que, sólo en una primera instancia, estuvieron despiertos. Se les pidió que hicieran un ejercicio de memoria, que consistía en que asociaran 50 imágenes a una ubicación específica en un monitor. Cada imagen se correspondía a un objeto y a un sonido asociado.

Los voluntarios repitieron varias veces el ejercicio hasta poder memorizar bastante bien cada variable.

Un rato después, se dieron el gusto de disfrutar de una siesta en una habitación oscura. Por supuesto, los científicos aprovecharon para poner electrodos que midieran la actividad cerebral.

Cuando esta tecnología indicaba que estaban profundamente dormidos, los investigadores comenzaron a pasar algunos de los sonidos del ejercicio previo. Al despertar, ninguno de los voluntarios recordó los ruidos a los que fueron expuestos. Sin embargo, su cerebro estuvo más al tanto de lo que ellos mismos pensaban.

La memoria en la noche

En total, se presentaron 25 sonidos, todos correspondientes a las 50 imágenes que habían visto antes. Al despertar, las pruebas realizadas demostraron que su memoria espacial no era la misma, ya que los voluntarios recordaban mucho mejor la ubicación de los imágenes asociadas a los ruidos que se emitieron mientras dormían.

John Rudoy, uno de los autores, opinó: La investigación sugiere que no cerramos la mente cuando dormimos. Por el contrario, es un momento importante para consolidar la memoria.

Los investigadores incluso aseguraron que los ruidos que ingresan al sueño profundo pueden usarse para consolidar las memorias elegidas.

Nosotros decidimos qué memorias activar en los voluntarios, guiándolos para que recuerden algunas de las ubicaciones que habían aprendido en la hora anterior, afirmó Rudoy.

Neomundo.com.ar