Actualización: Lun, 11 / Mar / 2013 3:55 pm
Lunes, 11 / Mar / 2013

El dolor de espalda tiene como culpable al smartphone

Los ‘Smartphones’ llegaron para revolucionar las comunicaciones, permiten chats instantáneos, revisión de redes sociales hasta reemplazan un día en la oficina. Sin embargo, no todo es bienestar con la tenencia de los ‘smartphones’.  

El dolor de espalda tiene como culpable al smartphone
Las personas que cuenta con un dispositivo móvil tipo ‘smarthpone’ suelen pasar bastante tiempo ‘conectadas’, lo cual supone que se incline la cabeza, los hombros se encorven, los brazos estén doblados a los costados y la espalda adopte una posición encorvada que permanece de forma prolongada y reiterativa.

Jairo Moyano director de la Clínica contra el Dolor, explica que los dolores de espalda causados por esta particular postura en Estados Unidos los llaman ‘dolor por mensajes de texto’ – En inglés, ‘pain by text message’-. El médico que acuñó el término es Dean Fishman. En el 2008 examinaba a una paciente de 17 años.

Mientras el especialista buscaba explicar a la madre de la paciente cuál era el problema, puso atención en la postura de la chica que no paraba de enviar mensajes de texto. Y de allí surgió la investigación y posterior divulgación del hallazgo médico.

El doctor Moyano añade que “no se trata solo de un problema que surge por enviar mensajes de texto. Es también un problema ocasionado por la revisión constante de correos, chats, revisión de las redes sociales, uso de los videojuegos del celular, etc”

Sustento Científico
El especialista en dolor lumbar, Jairo Moyano explica que la cabeza de un humano ejerce una presión promedio de 4.5 kilogramos sobre la espina dorsal en posición neutral, esto es, cuando las orejas están justo sobre los hombros. Por cada pulgada que se incline la cabeza hacia adelante, dicha presión se duplica. De esta forma,” si usted sostiene su teléfono sobre su regazo, su cuello debe soportar una presión de alrededor de 10 o 15 kilos”.

Toda esa presión adicional fuerza la espina dorsal y puede ocasionar que se desalinee y por ende, dolor fuerte de cuello y espalda, porque al estirar el tejido por un lapso prolongado, se inflama y produce dolor. Pero más allá de lo pintoresco que pueda parecer el tema, la cuestión importante, es cuáles serán los efectos a largo plazo.

Mantener la postura que los expertos conocen como “postura con la cabeza inclinada” puede causar tensión muscular, hernias de disco y presión en los nervios. Con el tiempo puede ocasionar que la curva natural del cuello se aplane o incluso que se invierta y dolores de espalda fuertes.

Los expertos afirman que este padecimiento ha aumentado drásticamente en los últimos años, en especial entre los pacientes más jóvenes.

Según la Actualización del Pronóstico de Tráfico de Datos Móviles a Nivel Mundial, emitida por Cisco, entre 2011 y 2012 se triplicó la cantidad de información que se maneja en un teléfono inteligente.

Además de los dolores de espalda la postura inclinada de la cabeza reduce la capacidad pulmonar hasta en un 30%. La falta de oxigenación del flujo sanguíneo a través del organismo puede ocasionar enfermedades vasculares. Y la presión que se ejerce sobre los órganos a causa de una mala postura puede ocasionar problemas gastrointestinales.

Recomendaciones

1. Lo primero, es poner atención en las señales que el cuerpo envía. Estar atento al dolor de espalda.

2. Es recomendable mantener los pies planos sobre el piso, echar los hombros hacia atrás y mantener una postura en la que las orejas estén justo encima de los hombros para evitar inclinar la cabeza.

3. Utilizar una base para el dispositivo y soportes para las muñecas, los cuales cargarán con el peso del dispositivo móvil.

4. Utilizar audífonos o manos libres.

5. Incluso existen aplicaciones Y muchos accesorios para teléfonos celulares útiles para esta problemática. Una de las últimas novedades ES LUMOback, un dispositivo con una banda que se pone alrededor de la cintura para monitorear nuestra postura corporal.

6. Los terapeutas coinciden en que lo más importante es tomar descansos frecuentes cuando se utilicen dispositivos móviles o computadoras de escritorio.

7. Levantarse cada 20 minutos, girar los hombros y el cuello.

8. Hacer una caminata corta para mejorar el flujo sanguíneo.

9. Y la más importante recomendación es acudir al especialista para diagnosticar correctamente, tratar de forma adecuada y evitar riesgos.