Actualización: Lun, 22 / Jul / 2013 5:14 pm
Lunes, 22 / Jul / 2013

Aproximadamente 4.6 millones de colombianos padecen migraña

El dolor de cabeza, es la segunda causa de discapacidad en el mundo. En Colombia 32% de la población padece algún tipo de esta enfermedad neurológica.

Aproximadamente 4.6 millones de colombianos padecen migraña
La Asociación Colombiana de Neurología (ACN), hace un llamado para acudir al neurólogo, como profesional idóneo en el diagnóstico y manejo de esta patología.

Según la ACN, la valoración realizada por especialistas en neurología evita que el paciente sea tratado o diagnosticado de manera errónea.

Debido al impacto de cefaleas como la migraña, considerada la tercera causa de discapacidad en el mundo; a partir del 15 de agosto, neurólogos nacionales y de 10 países, se darán cita en el XI Congreso Colombiano de Neurología para abordar esta y otras enfermedades del sistema nervioso central y periférico.

En el mundo se han descrito cerca de 300 tipos de dolor de cabeza o cefaleas; entre ellas la migraña, considerada la más discapacitante. Por ello, la Asociación Colombiana de Neurología, hace un llamado para que se solicite remisión con el especialista en neurología, ante la presencia y/o aumento en la frecuencia e intensidad del dolor a un lado o en la parte posterior de la cabeza, el cual puede acompañarse con nauseas, vómito, intolerancia a la luz, ruido y olores.

En Colombia aproximadamente el 10% de las personas padece migraña; aunque cualquier individuo sin importar su edad, raza, lugar de vivienda o género puede tenerla. Las personas entre los 20 y 45 años son las más afectadas.

Síntomas de alerta para acudir al neurólogo por un dolor de cabeza

1. Cuando nunca se ha tenido dolor de cabeza y de un momento a otro empieza a presentarse.
2. Si los ataques de dolor son poco frecuentes, por ejemplo 3 ó 4 al año; es posible tratarlos con medicamentos de venta libre.
3. Cuando el dolor de cabeza se acompaña de fiebre, convulsiones, cambios mentales o debilidad en alguna parte del cuerpo.
4. Cuando los ataques de dolor de cabeza, conducen a incapacidad de la persona para rendir académica o laboralmente.
5. Si los ataques de dolor aumentan su frecuencia e intensidad, notando mayor necesidad de consumir analgésicos
6. Cuando al automedicarse (lo cual no es recomendado) se debe acudir a dos o tres dosis de cualquier tipo de analgésico en un mismo día.
7. Cuando hay antecedentes de inmunosupresión, de cualquier tipo de cáncer o cuando se ha presentado un trauma cráneo encefálico.

Es por ello que producto de las variadas causas que se han identificado como detonantes de cefaleas como la migraña, la invitación de la ACN, es a que se solicite una consulta con neurólogo, profesional idóneo en el manejo de esta patología, de tal forma que este pueda desarrollar un plan de tratamiento que contribuya con la reducción del número y la frecuencia de los dolores, así como a identificar enfermedades consecuentes.

Sobre cefaleas como la migraña

Algunos de los factores que permiten su aparición son:

· Factores genéticos: Antecedentes familiares de los padres con presencia de esta condición neurológica.
· Factores ambientales: Los ciclos menstruales, el sol, hambre, dormir en exceso, dormir poco, el ayuno, cambios climáticos. Aparecen de forma variable en cada paciente y es posible que en algunos casos no se detecte ninguno.
· El uso excesivo de analgésicos es una de las más importantes complicaciones que tiene la migraña y ocurre, luego de consumirlos de manera frecuente por más de tres meses. Esta situación puede incrementar el dolor de cabeza a largo plazo, generar dependencia o producir complicaciones gástricas y renales, sino hay una vigilancia médica.

Tratamientos para la migraña

· Cambios en estilo de vida y control de factores desencadenantes: Es vital tener control de peso, hacer deporte y tener hábitos de sueño adecuados
· Se recomienda dormir entre 6 a 8 horas al día, evitando estímulos cerebrales intensos antes de ir a la cama como uso de computador, televisión o lecturas pesadas.
· Tratamientos agudos: Son aquellos que se utilizan para tratar el ataque. No deben tomarse más de dos días por semana. Algunos de ellos son de venta libre, pero se recomienda, siempre adquirirlos luego de visitar al neurólogo.
· Tratamientos preventivos o profilácticos: Son medicamentos que se toman diariamente y tienen como objetivo disminuir la frecuencia y la intensidad de los ataques en el futuro.