Actualización: Vie, 11 / Sep / 2015 10:44 am
Viernes, 11 / Sep / 2015

Crean escuela que te enseña a dar un beso sin necesidad de involucrar la boca

Archivado en Sexualidad

El beso no necesariamente debe involucrar la boca, ya que es un íntimo placer que nos puede reconectar con la intimidad de la otra persona. 

Crean escuela que te enseña a dar un beso sin necesidad de involucrar la boca
Una escuela te enseña a dar un beso sin necesidad de involucrar la boca

La escuela del beso original en Seattle, los seminarios que se encuentras permite que las parejas redujeran su mala calificación sexual a los momentos en la cama.

Según la creadora Byrd "los efectos acumulativos de un abrazo cuando se va a trabajar en la mañana, un masaje en la espalda de dos minutos cuando te encuentras de nuevo en casa, y un largo beso en el cuello de él mientras lo estás haciendo platos de la cena, suman en la intimidad y el placer".

Te puede interesar: Cuatro caricias que ayudan a subir la temperatura de tu pareja

El objetivo de sus talleres es que las parejas no paren de besarse y que la intimidad no solo está dentro de la habitación. Las miradas, los masajes y las caricias en las manos hacen que se genere un placer que se fundamenta en los besos.

Las parejas que deciden entrar en estos talleres pueden encontrar las siguientes cosas:

1. Relajación: Cuando concentramos nuestro estrés en los labios provocamos que  nuestra pareja se sienta mal y no desee besarnos. Por eso antes de dar un beso debemos relajarnos juntos. Solo debemos hacer un pequeño masaje en las mejillas y los ojos, luego baje por su cuello hasta llegar a la espalda y realízale un masaje.

2. Respira: Es importante que aprendamos a respirar cuando deseamos tener mayor resistencia y ritmo en nuestros besos. Por eso, respira profundo y detente un poco frente a tu pareja antes de soltar el aire y acércate a su cuello para que la sensación reavive las emociones.

3. Da la misma duración de tienes: La mayoría de las parejas tienen problemas al momento de dar o recibir un beso largo y lleno de fuego. Por eso es conveniente rotar en turno para saber qué es lo que puedes dar para poder recibir.

4. Reduce la velocidad: Deténgase a sentir y a explorar la boca de tu pareja, esto estimulara los deseos y aprenderás a conocer con más detalle la forma y el tamaño que tiene.

5. Sostén la mirada: Una de las cosas que más nos hacen sentir vulnerables es cuando nuestra pareja se sienta frente a nosotros y nos sostiene la mirada. Por eso es recomendable que na vez a la semana te sientes, cojas las manos de tu pareja y la mires fijamente, veras como la llama del amor se prende.

Interlatin.com