Actualización: Mié, 22 / Mar / 2017 2:45 pm
Miércoles, 22 / Mar / 2017

Estas son las señales para detectar a una persona con adicción sexual

Si conoces a alguien que su cabeza y su cuerpo solo le piden sexo, sexo y más sexo, día y noche, sea cual sea la circunstancia, tiene un problema de adicción.

Estas son las señales para detectar a una persona con adicción sexual

Aunque no parezca esto es un tipo de dependencia que trae consigo un conjunto de conductas que se desarrollan repetitivamente y de naturaleza compulsiva. Y unos de sus graves efectos es el descuido a las ocupaciones profesionales o las tareas domésticas.

Te puede interesar: Sexualidad: “La lengua de gato”, la posición que más orgasmos genera en la mujer

Si el individuo no maneja un autocontrol es más propenso a padecer una posible adicción al sexo, por lo que en algunos pacientes será evidente al observa patrones de comportamientos determinados que han sido establecidos con anterioridad a la aparición del problema.

Las principales características que se diagnostican en este tipo de problema se define como una agrupación de síntomas comportamentales y físicos, entre los que se encuentran la abstinencia, la tolerancia y el fuerte deseo de tener sexo.

Una vez desarrollado el patrón repetitivo e intenso de ejecución de sexo, el sujeto puede emplear una gran cantidad de tiempo en obtener y consumir ese tipo de sexo.

¿Cómo detectarlo? En el individuo se refleja deterioro o malestar significativo que ocupa mucho tiempo en su vida diaria. Además, este pasa mucho tiempo en la búsqueda de sexo y su práctica, así como una ansia de sexo.

Es decir, se hace notorio el incumplimiento de deberes cotidianos en su trabajo, escuela u hogar, así como el abandono de actividades sociales, profesionales o de ocio.

Así mismo esta adicción genera problemas sociales o interpersonales persistentes, incluso con uno mismo: aún sabiendo que hay un problema psicológico persistente, se sigue cayendo en él generando una baja autoestima. 

Por otro lado, estos pacientes también, suelen hacer práctica de otro tipo de sexo, como por ejemplo la masturbación, para aliviar o evitar los síntomas de abstinencia.

Terapia

Para este tipo de problemas, existe la terapia cognitivo-conductual, que trata de enseñar al paciente a controlar la compulsión hacia el sexo, además, le facilita herramientas para mejorar su calidad de vida y su relación con los demás.

Es de vital importancia que la persona sepa manejar la asertividad en beneficio de sus relaciones sociales con el objetivo principal de prevención en este tipo de adicción.

Te puede interesar:

#Sexualidad Para salir de la rutina existen una gran variedad de posiciones sexuales que probablemente no has experimentado

Posted by Colombia.com on Tuesday, March 21, 2017

Fuente: whatthegirl