Actualización: Lun, 19 / Dic / 2011 11:23 am
Lunes, 19 / Dic / 2011

Consejos para combatir la monotonia en la pareja

Si el tedio o la rutina se están convirtiendo en el “tercer compañero de viaje”, es el momento de recuperar la iniciativa para recuperar la ilusión.

Consejos para combatir la monotonia en la pareja
Falta de comunicación, vida rutinaria, pequeños y grandes reproches, aburrimiento. Cuando se instala el desencanto en la pareja hay que tener en cuenta una idea fundamental: la vida amorosa es algo imprescindible y urgente como el resto de las prioridades que figuran en nuestra agenda y debemos abordarla.

A pocas realidades humanas se pueden aplicar con tanto acierto el ejemplo de “regar la plantita” como a la vida en pareja. Si no la regamos y mimamos como hicimos esmeradamente al principio, para que floreciera, tarde o temprano terminará por marchitarse. Y hay que estar atenta, porque el descuido tiene un punto de no retorno más allá del cual es muy improbable salvar a la planta.

Nada de culpables

Otro proverbio aplicable a la solución de la monotonía amorosa dice que “si no desviamos nuestros pasos acabaremos en el lugar al que nos dirigimos”. En este caso se trata obviamente de la ruptura de la relación. Los expertos formulan algunas recomendaciones para corregir el rumbo antes de que sea demasiado tarde.

Si tienes la sensación de que ya no tenéis mucho que deciros, que el sexo ha dejado de ser estimulante o que necesitáis la presencia de otras personas para pasároslo bien, es probable que la monotonía y el consiguiente aburrimiento se estén convirtiendo en una amenaza para la relación. ¡Hay que actuar sin pérdida de tiempo, poniendo manos –y todo lo que haga falta- a la obra!.

Lo primero es evitar caer en la trampa de echarle la culpa al otro miembro de la pareja o en sentirse el exclusivo culpable del deterioro: la mayoría de las veces son ambos los responsables de haberse deslizado por la pendiente del desgano amoroso.

El segundo paso consiste en recuperar la vida personal.
Aunque parezca una contradicción, comenzar a hacer cosas nuevas y estimulantes por separado, puede ser un buen comienzo para acabar con la monotonía, porque muchas parejas se fusionan en una sola “entidad” entrando en una especie de simbiosis, que acaba con el interés que puedan sentir el uno por el otro.

En cambio, si cada uno dispone de un dinamismo e independencia personal siempre habrá algo que compartir.

Un trabajo satisfactorio, aficiones variadas, un grupo de amigos, deporte, clases de yoga, baile de salón, pilates o tai-chi… Es interminable la lista de actividades con la que cada uno puede sentirse feliz, lo cual es el requisito para ser feliz en pareja.

Después hay que recurrir a una serie de estrategias románticas para decir a tu pareja “te quiero y te deseo” y para volver a encender la chispas de una relación que empieza a enfriarse.

Reactivando el deseo
Siempre se puede recurrir a las tácticas clásicas como cenar a la luz de las velas, regalar una caja de bombones o ir juntos a un concierto, al teatro o la ópera. Pero también se puede innovar, proponiendo a la pareja.

1. Masaje erótico: La piel es el órgano más extenso del cuerpo y tiene infinidad de zonas erógenas, que responden elevando la excitación sexual, cuando se tocan con habilidad.

2. Juguetes Sexuales: La variedad de adminículos eróticos disponible en las tiendas especializadas es amplísima y muchos de ellos pueden ayudar a revivir la pasión entre las sábanas.

3. Ejercicios Tantra: Juntos a un curso de Tantra. Este milenario arte amatorio oriental permite despertar la fuerza del amor de manera insospechada y mejora la capacidad de gozar de la sexualidad.

4. Caja de Amor: Puedes meter dentro elementos que signifiquen algo para ambos y recuerden como ha ido desarrollándose la relación: fotos, entradas de cine o conciertos, billetes de avión, CDs, regalos, “notitas” y cartas de amor.

5. Tour Especial: También puedes compartir un viaje especial por los lugares donde haz compartido sus primeras experiencias: un beso, una noche juntos, una cena romántica.

6. Lencería: Panties y brasieres sensuales pueden hacer la diferencia. Arriésgate con algo sexy para reanudar la pasión.

7. Baile: Puedes comenzar con un baile romántico para luego avivar la llama con algo más atrevido como un ‘streptease’.

8. Viaje de Amor: Pasa un fin de semana con tu pareja en un lugar romántico donde puedan disfrutar de su compañía.

9.  Juegos sensuales: Ya sea con prendas o comestibles puedes crear juegos excitantes que harán del sexo algo emocionante.

10. Actividades por primera vez: Arriesgate a cocinar o realizar algún deporte extremo con tu pareja.

No es un mero ejercicio de nostalgia, sino de una poderosa herramienta emocional que os estimulará para explorar nuevas opciones.