Actualización: Mié, 28 / Dic / 2011 2:29 pm
Miércoles, 28 / Dic / 2011

La solución es que la pareja duerma en distintas habitaciones

La idea puede parecer descabellada. Y, sin embargo, podría ser el secreto mejor guardado de muchos hogares.

La solución es que la pareja duerma en distintas habitaciones
Parece que esta idea ha gustado a muchas parejas americanas, que practican cada vez más el dormir en habitaciones separadas. De hecho, un estudio realizado por la National Association of Home Builders* prevé que más del 60% de los hogares contarán con dos habitaciones por pareja a partir del 2015.

Nuestra sociedad, cada vez más individualista, es una de las causas de esta moda de dormir en habitaciones separadas “home-sleeping-alone syndrome” en el que cada uno quiere preservar con celo un lugar para sí mismo. Pero no a solas. Quien no haya dormido al lado de un gran roncador, no sabe el infierno que es compartir ciertas noches…

En 2001, un estudio realizado por Passion For Life Healthcare demostró que el 31% de las personas que roncaban pensaban que ese problema influía negativamente en la relación. Por tanto, mejor caer en los brazos de Morfeo cada uno en su habitación.

Además de su aspecto pragmático, esta solución ofrece algunas ventajas románticas. La habitacón adquiere entonces una dimensión completamente distinta. Ahora es únicamente ese lugar destinado al placer y a los encuentros amorosos.

Evidentemente, aplicar esta medida necesita un mínimo de espacio y no es fácil jugar al escondite en una casa de ¡sólo dos habitaciones! Por tanto, sé inteligente. Según los medios de los que dispongas, alquila una casa de verano con suficientes habitaciones, duerme una noche en casa de una amiga para hacerte desear, crea una zona de descanso en el salón que te servirá de alcoba … En resumen, ¡rompe un poco con la rutina!