Actualización: Mar, 21 / Feb / 2012 12:37 pm
Martes, 21 / Feb / 2012

Sexo durante el embarazo ayuda a facilitar el parto

Un estudio a 200 mujeres indicó que aquellas que mantuvieron relaciones sexuales en embarazo avanzado tuvieron  a su bebé entre las semanas 38 y 40 del embarazo.

Sexo durante el embarazo ayuda a facilitar el parto
Un embarazo normal puede durar entre 38 y 42 semanas.
"Encontramos que las mujeres que tuvieron sexo entraron en trabajo de parto algo antes", expresó Tan, y agregó que junto a su equipo planeaba realizar otros estudios.

"Anecdóticamente, mucha gente siente que las relaciones sexuales tienen un efecto alentando el trabajo de parto", manifestó Tan en una entrevista realizada esta semana.

"Es casi como un mito o una leyenda folclórica, hasta el punto que las parteras han alentado a las mujeres embarazadas a tener relaciones sexuales para acelerar el parto".

Los resultados del estudio, publicados por Tan y su equipo en la revista científica Obstetrics and Gynecology, se basaron en informes en los que las mujeres dejaron registrada su actividad sexual a partir de la semana 36 del embarazo.

Los investigadores, que comenzaron con su estudio hace unos tres años, encontraron que el 29,8% de las mujeres que no mantuvieron relaciones sexuales en las últimas semanas de su embarazo no dieron a luz antes de la semana 41, comparadas con el 6,9% de las que fueron más activas.

Las mujeres que no dieron a luz después de 41 semanas, fueron inducidas artificialmente al trabajo de parto.

El doctor Chong Yap Seng, consultor especializado en obstetricia y ginecología del Hospital de la Universidad Nacional de Singapur dijo que existían evidencias contradictorias sobre si las relaciones sexuales en las etapas avanzadas del embarazo podrían acelerar el trabajo de parto.

"Esta es definitivamente un área de interés práctico para las mujeres de todos lados", expresó Chong. "Se tienen que hacer más trabajos para disipar ideas equivocadas relacionadas con prácticas diarias del embarazo, el nacimiento y el parto. Sin embargo, estos estudios deberían realizarse de manera rigurosa para evitar la creación de nuevos mitos".