Actualización: Lun, 18 / Abr / 2011 6:00 pm
Lunes, 18 / Abr / 2011

Técnicas para estimular el clítoris

Como ya sabrás, el clítoris es el órgano más sensible de nuestro cuerpo y el punto con más terminaciones erógenas. Por eso su estimulación es tan importante a la hora del sexo.

Técnicas para estimular el clítoris
En el siguiente artículo te dejamos las mejores técnicas para estimular el clítoris y disfrutar al máximo.

Una de las formas más conocidas y utilizadas para estimular el clítoris es a través del sexo oral. La lengua y los labios están perfectamente diseñados para entregar el mejor placer a esta zona erógena.

Los preliminares

Es muy importante que antes de estimular el clítoris exista un proceso de calentamiento a través de la estimulación de otras zonas erógenas, como los pechos, la boca, las orejas, etc. El clítoris es un punto muy sensible y por ende comenzar de inmediato a acariciarlo puede provocar molestias en lugar de placer. Una cuota de preliminares antes es recomendable.

Acercarse al clítoris

Una vez que el nivel de excitación ha aumentado, tu chico puede comenzar a lamer tu vagina y vulva antes de pasar directamente al clítoris. Esto hará que tu lubricación se incremente y que también el tamaño del clítoris crezca. La idea es ir lamiendo los labios interiores hasta acercarse de a poco al clítoris. La lengua aquí es la protagonista.

La estimulación del clítoris


Después de toda esta preparación, estamos listas para que nuestra pareja ataque nuestro clítoris sin reservas. Llegados a este punto, sigue los siguientes consejos:

1.Con la lengua plana y relajada, lamer el clítoris de arriba a abajo lenta y suavemente.

2.Intercala estas lamidas con otras de izquierda a derecha, siempre con la lengua relajada.

3.
Continúa con estas lamidas pero introduce de vez en cuando succiones con la boca.

4.
Mantén el clítoris succionado dentro de la boca y dale pequeños golpecitos con la lengua tensionada.

5.
Cuando estés ya llegando al clímax, intensificar las lamidas y aumentar la velocidad, ahora con la lengua tensa y en punta, para una estimulación más intensa.