Actualización: Vie, 04 / Feb / 2011 1:46 pm
Viernes, 04 / Feb / 2011

¿Cómo lidiar con una suegra complicada?

Ya que no podrás librarte de situaciones incómodas si tu suegra no parece recibirte muy bien, lo que debes hacer es procurar lograr un equilibrio.

¿Cómo lidiar con una suegra complicada?
Los celos de una madre porque te estás llevando a su “nene” pueden llegar a ser muy molestos, ya todas lo sabemos, pero está en ti el cómo manejar esta situación, que por sobre todas las cosas, ¡debes tomar con humor!

El punto principal se encuentra en el hecho de que tú no tienes por qué ganarte su aceptación para poder estar con tu pareja.

Si ella se pone muy complicada, olvídate de tomarlo como algo personal. Serás tú o cualquier otra mujer quién sufra la “ira de la suegra resentida”, no se trata de que no seas suficiente para ella. Ahora que tienes esto bien claro, ¡comienza a jugar!

Nunca faltarán en la mesa los comentarios cínicos que obviamente van dirigidos indirectamente hacia ti. No esperes a que tu pareja te defienda, ni menos te ofendas, lo mejor que puedes hacer es echarte a reír.

Si la atacas, quedarás en una mala posición, y si te quedas insegura en tu lugar, no lograrás ni una pizca de respeto (recuerda que todo lo que dice lo dice porque siente que puede), por lo que una risa es la solución más sana.

No compitas con ella. Si te encuentras en su territorio, estamos hablando de una gata enfadada. No debes ser víctima, pero tampoco seas prepotente. Dile que lo que le ha comprado a tu novio se ve bien, y recuerda esta máxima: “la comida está deliciosa, ¿dónde conseguiste esa receta?”.

Cuando llega la hora de que ella entre en tu territorio, pues intentará criticar todo lo que vea a su alrededor. Agasájala con algún regalo apenas llegue, a ver si logras hacerla sentir lo suficientemente culpable para que no moleste, y cocínale la receta que ella misma te dio. Por supuesto, anticípate al comentario y dile que no has logrado hacerla tan bien como ella.


Serbellisima.com