La leyenda de Mohán, el terror de la oscuridad en Colombia

Mucho cuidado con las profundidades acuáticas y las oscuras cuevas de espacio misterioso, porque desventurados visitantes podrían encontrarse de frente con un ser de horror.

Actualización Mar, 14 / Jul / 2020 8:36 pm

SÍGUENOS EN:

Google News
Esta es la leyenda tolimense del Mohán. Foto: Shutterstock

Esta es la leyenda tolimense del Mohán. Foto: Shutterstock

Actualización Mar, 14 / Jul / 2020 8:36 pm

Mucho cuidado con las profundidades acuáticas y las oscuras cuevas de espacio misterioso, porque desventurados visitantes podrían encontrarse de frente con un ser de horror.

En el departamento del Tolima vive un hombre de cabellos muy largos y la cara tornada por el sol también conocido como El Poira o Mohán, que aguarda ansioso y con sed de tormento a extraviadas personas que no saben que su fin ha llegado.

Este hechicero conoce el maravilloso poder de las plantas de la región y ayuda a encontrar alivio a las almas afligidas, pero tiene una gran pasión y gusto por las mujeres, fuma todo el tiempo tabaco y dicen que sus ojos son rojos como lava de volcán y provocan el miedo más penetrante en todos.

Cuando llegó la invasión española, el Mohán, adolorido por los vejámenes que los recién llegados hicieron a la población de indígenas, decidió retirarse y esconderse en los espacios más oscuros de la geografía, se sumerge en los ríos y se confina en las cuevas que nadie quisiera visitar.

Se esconde en los ríos esperando mujeres lindas, para raptarlas. Foto: Pixabay
Se esconde en los ríos esperando mujeres lindas, para raptarlas. Foto: Pixabay

El Mohán se esconde en los ríos esperando a que aparezcan muchachas lindas para cortejarlas y luego raptarlas, especialmente a las que lavan la ropa, algunos dicen que sus cuerpos inertes suelen aparecer en las orillas ante la impotencia y el miedo de quienes habitan o viajan por la zona.

Aunque muchos temen a este ser, se afirma que nostálgico navega por los ríos tocando una miserable guitarra y cantando tristes tonadas en su canoa, cambia de apariencia para ir a los pueblos a comprar aguardiente y tabaco, un aspecto atractivo y a la vez demoniaco, que le ayuda para engatusar mujeres.

Este hombre navega por los ríos en una canoa tocando una guitarra. Foto: Shutterstock
Este hombre navega por los ríos en una canoa tocando una guitarra. Foto: Shutterstock

Es un brujo de las aguas porque puede crear olas que voltean las chalupas haciendo ahogar a sus barqueros y pasajeros, también ejerce poder sobre la pesca porque logra que existan o no subiendas y si lo quiere, hace que las redes de los pescadores se enreden o que salgan del agua sin un solo pez.

El Mohán o Poira es la madre de las leyendas en la mitología tolimense, es parte de la tradición oral que por siglos se mantiene como testigo, de una raza formada con origen y temple indígena, una raza que tiene como escenario de vida a una naturaleza rica y hermosa pero que también puede ser terrorífica, especialmente si el Mohán la toma como su horrorosa y eterna guarida.

Redacción Vida y Estilo Colombia.com Mar, 14 / Jul / 2020 8:30 pm

SÍGUENOS EN:

Google News