Por: Alexandra Méndez • Colombia.com

Poderoso ritual con sal para quitar la mala racha: hazlo el último día del mes

La sal actúa como agente canalizador de malas energías.

Poderoso ritual con sal para quitar la mala racha. Foto: Shutterstock
Poderoso ritual con sal para quitar la mala racha. Foto: Shutterstock

La sal actúa como agente canalizador de malas energías.

En el mundo esotérico y espiritual, las envidias, las malas energías y el mal de ojo son muy comunes. Cualquier persona puede ser víctima de hechizos negativos y brujería; sin embargo, no hay nada que temer, pues existen múltiples rituales para contrarrestar las malas vibras.

A lo largo del mes se crean campos energéticos propicios para hacer rituales, pero sin duda alguna uno de los mejores momentos para purificar tu cuerpo y tu entorno y liberarte de salaciones es el último día, ya que marca el fin y da paso a un nuevo comienzo.

Según la experta en esoterismo y creadora de contenido en Tiktok Mhoni Rituales, uno de los mejores hechizos para culminar el mes y dejar atrás las malas vibras es la limpieza con sal. A continuación te compartimos cómo hacerla.

En nuestro hogar

Para alejar las malas vibras, promover el flujo de energías y armonizar tu hogar, debes realizar lo siguiente: toma un vaso de cristal con agua y añádele un puñado de sal (preferiblemente gruesa o marina). 

Sostén el vaso entre tus dos manos y mientras recorres toda tu casa repite la siguiente oración: “que esta agua salada absorba toda la mala energía de mi hogar y esos estancamientos que no me dejan avanzar”. Deja el vaso toda la noche detrás de la puerta de entrada de tu hogar y al día siguiente tira el agua afuera de tu casa. 

@monikitarituales

#ritual #ritual #energias

? sonido original - Moni rituales ??

En nuestro cuerpo 

Para eliminar envidias, mal de ojo y salaciones de tu cuerpo puedes poner en práctica un baño con sal. Este consiste en disolver varias cucharadas de sal gruesa en una tina y bañarte con esa agua imaginando como tú ser se purifica. Al terminar, aclara tu cuerpo con agua limpia y deja que se seque al aire libre. 

Si no tienes una tina, puedes hacerlo en la ducha o hacer un baño de manos con sal antes de ir a dormir de la siguiente manera:

1. Pon un poco de sal en tus manos y frótala muy bien mientras repites las siguientes palabras: “sal divina y protectora, contigo elimino cualquier energía negativa que haya podido absorber en estos últimos días. Hecho está”.
2. Enjuaga tus manos con abundante agua y deja que se sequen al aire libre.
3. Cuando estén completamente secas, toma un puñado de azúcar y frótalo en tus manos repitiendo la siguiente frase: “ya estoy lista y abierta a recibir todas las bendiciones que el universo tiene reservadas para mí en este mes que comienza. Hecho está”. 
4. Vuelve a enjuagar tus manos y sécalas aplaudiendo varias veces.